Quantcast
6:38 p.m., 7/31/2014 | 89°

Texas en 2014: definiciones políticas y sociales guiarán el destino del estado este año


Elecciones, los derechos de la mujer y un nuevo concepto educativo serán el foco

Olivia P. Tallet | 1/12/2014, 6 a.m.
Texas en 2014: definiciones políticas y sociales  guiarán el destino del estado este año
El candidato republicano a la gobernación de Texas Greg Abbott, izquierda, y su contrincante demócrata, la senadora Wendy Davis, derecha. | Fotos de AP

HOUSTON - Para Texas, 2014 no sólo será un año de reñidas elecciones que podrían cambiar su panorama político, sino también de nuevas tendencias en la educación y en la vida ciudadana, resultado de enconadas batallas.

Definición política

Las elecciones para el gobierno y la Legislatura del estado, con las primarias en marzo y las generales en noviembre, responderán “dos grandes preguntas”, dice Brandon Rottinghaus, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Houston.

La primera, dice, es si los cambios demográficos en el estado, que ahora tiene un mayor número de hispanos, muchos de ellos hijos de inmigrantes que están alcanzando la edad de votar, contribuirán a un resurgimiento del Partido Demócrata.

Además, los demócratas tienen candidatos fuertes este año, explica, entre ellos, la senadora Wendi Davis, quien se enfrentaría en noviembre al actual fiscal general, el republicano Greg Abbott, si ambos ganan en las primarias. El republicano Rick Perry, gobernador de Texas, no buscará la reelección.

También del Partido Demócrata está la senadora Leticia Van de Putte, una hispana que competiría contra David Dewhurst, el republicano que ocupa ese puesto actualmente, así como Sam Houston, abogado de Houston, para el cargo de fiscal general y John F. Cook, ex alcalde de El Paso, para Comisionado de la Tierra, si bien éste encararía un difícil reto al enfrentarse al hijo del ex gobernador de Florida Jeb Bush y la mexicana Columba Bush, si ambos ganan en las primarias. “Creo que desde hace una década no veíamos candidatos demócratas con buena oportunidad de ganar... El sólo hecho de que este partido haya decidido impulsar esas contiendas y recaudar fondos para intentar ganarle a un partido tan arraigado en Texas como el republicano indica que está trabajando para penetrar la política estatal, y hay un terreno fértil para ellos”, precisa Rottinghaus.

La segunda pregunta del profesor es qué tan fuerte será el Tea Party dentro del Partido Republicano. “Para cada uno de los puestos mencionados hay candidatos conservadores a lo Tea Party en oposición a candidatos de la línea convencional (para las primarias republicanas), y los Tea Party demostraron ser bastante fuertes en las elecciones” de 2012.

Cambio educativo

En la educación también habrá cambios. A partir del curso 2014-2015 será otro el plan de graduación de preparatoria. Aunque los estudiantes necesitarán la misma cantidad de 22 créditos académicos totales para graduarse, los obligatorios para matemáticas y ciencias serán reducidos.

Así, los estudiantes podrán decidir por ellos mismos en qué materias obtener los créditos que quedan vacantes según las áreas en las que quieran especializarse, dice Debbie Ratcliffe, vocera de la Agencia de Educación de Texas. El plan, explica, también ofrece más cursos electivos, como los que se escogen para una especialización en la universidad, para permitir a los estudiantes comenzar a desarrollar su vocación y capacitación para trabajar desde más temprano, dice Ratcliffe.

Derechos de la mujer

En las cortes seguirá la batalla en torno a la ley sobre el aborto que aprobó Texas el año pasado y que ha provocado el cierre de más de una docena de clínicas donde se presta ese servicio y otros de salud de la mujer. Una coalición de grupos en contra de la ley apeló ante una corte federal.

La demanda se enfoca en el requisito de que los doctores que practican abortos tienen que tener privilegios de admisión en un hospital a una distancia menor de 30 millas. Muchos de ellos no lo tienen porque no era exigido y, según declaraciones en corte, se les dificulta obtenerlo por un estigma contra el aborto y la realidad de que los hospitales no están obligados a dar ese privilegio a doctores que no pertenecen al hospital. Terri Burke, directora de la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU), dice que es difícil predecir cuál será el resultado de la demanda, pero indica: “Las cosas pueden estar cambiando, ya que las mujeres en todas partes están enfervorizadas para proteger sus derechos a tomar sus decisiones sobre su salud (...) y puede que veamos más votantes indignados lanzándose a las urnas” este año.

Olivia.Tallet@chron.com

Twitter: @oliviaptallet