Quantcast
11:20 p.m., 10/19/2014 | 69°

Por qué los hospitales de Texas tienen menos casos de infecciones


Cuando avisan de irregularridades, ayudan

Álvaro Ortiz | 4/13/2014, 6 a.m.
Por qué los hospitales de Texas tienen menos casos de infecciones
El doctor Luis Ostrosky, un experto en enfermedades infecciosas que trabaja para el Centro de Ciencias Médicas de la Universidad de Texas en el centro médico de Houston, examina una muestra en su laboratorio. | Thomas B. Shea

HOUSTON - Una combinación de factores ha llevado a los hospitales de Texas a tener un nivel más bajo que otros estados en infecciones contraídas por pacientes, incluyendo una mayor educación a éstos para que reporten prácticas que puedan ser inapropiadas.

En general, los hospitales del estado, incluyendo Houston, tienen unos porcentajes mucho más bajos de diferentes tipos de infecciones con respecto al resto del país, según un estudio reciente del Centro para el Control de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), con datos de 2012.

El estudio se concentra en cuatro tipos de infecciones: las causadas por tratamientos intravenosos, por catéteres urinarios, por cirugías de colon y por histerectomías.

Según Paul Malpiedi, epidemiólogo de la Red Nacional de Seguridad en la Atención Médica (NHSN, por sus siglas en inglés), el departamento del CDC que investiga las infecciones en hospitales, Texas es uno de los 14 estados con menos infecciones en dos de las cuatro categorías analizadas.

Sólo Alabama y California tuvieron mejores resultados.

Varias razones han llevado a eso, según el CDC.

Una de ellas es la obligación de que reporten el número de casos de infecciones contraídas dentro del propio hospital. “Hay una tendencia a que los departamentos de salud de los estados se involucren más en recopilar casos de infecciones en hospitales”, señala Malpiedi.

Atreverse a hablar

Otra razón es una mayor atención por parte de los profesionales de la medicina a la prevención y, también más educación a los pacientes, particularmente a los de minorías.

Esa educación, fomentada por el CDC y organizaciones, consiste en que los pacientes pierdan el miedo a dar la voz de alarma sobre prácticas que pueden causar infecciones, por ejemplo algo tan simple como que el personal médico no se lave las manos antes de hacer un examen.

En algunos casos, el paciente tiene temor a aparecer como irrespetuoso, algo que sucede en particular con los latinos, dice el doctor Luis Ostrosky, especialista en enfermedades infecciosas del Centro de Ciencias Médicas de la Universidad de Texas, en Houston.

En general, dice Ostrosky, que es mexicano, los latinos “tenemos una actitud de mucho respeto y, digamos, sumisión al doctor; aunque vemos que el doctor está haciendo algo mal, o que no se lavó las manos o algo así, no vamos a decir nada”.

Diferencias

Según el análisis del CDC, el índice de infecciones por tratamientos intravenosos en los hospitales de Texas es un 44 por ciento más bajo que lo que la agencia denomina base nacional, con 1,197 casos en 2012, según el CDC.

La base nacional es el número de casos que el CDC proyectó para ese año, según datos de infecciones recopilados en su informe de 2008. El CDC había proyectado 31,449 infecciones por tratamientos intravenosos a nivel nacional.

El índice de infecciones por cirugías de colon en los hospitales texanos también fue inferior, un 26 por ciento más bajo que en el resto del país, con un total de 462, mientras que el índice de infecciones por histerectomías fue un 24 por ciento más bajo, con un total de 157.

Las infecciones por catéteres urinarios en Texas son las que más se acercaron al resto del país, sólo un 5 por ciento más bajo en nuestro estado, con un total de 1,982.

La Legislatura aprobó en 2007 una ley para que el estado reporte las infecciones registradas al NHSN.

Para Ostrosky esto es positivo porque “propicia la transparencia y el deseo de tener los mejores resultados posibles (en los hospitales) porque están siendo reportados públicamente”.

También en los últimos años ha mejorado el entrenamiento de los profesionales de la medicina.

“Hace 10 años quizás dábamos una clase al año sobre infecciones”, indica Debora Simmons, vicepresidenta del hospital St. Luke’s y miembro de la Asociación de Enfermeros de Texas.

Hoy, no es raro que los enfermeros “tengan sesiones de actualización sobre infecciones una vez al mes o incluso una vez a la semana”.

alvaro.ortiz@chron.com

Twitter @AlvaroOrtiz100