Quantcast
8:47 a.m., 9/1/2014 | 77°

Estudiantes de The Woodlands ganan premio en concurso de robótica


ERIC BERGER | 5/11/2013, 6 a.m.
Estudiantes de The Woodlands ganan premio en concurso de robótica
Estudiantes de The Woodlands se imponen a 397 equipos y ganan premio en concurso de robótica | J. Patric Schneider

HOUSTON — Para unos 10,000 estudiantes de preparatoria todo se redujo a un fin de semana a finales de abril en el estadio cubierto donde los St. Louis Rams juegan fútbol americano los domingos durante el otoño.

“Caminamos por el campo y nos vimos rodeados por un montón de aficionados robóticos, si es que algo así se puede imaginar”, dijo Scott Rippetoe, maestro de la escuela preparatoria College Park en The Woodlands.

Rippetoe y su equipo, llamado Texas Torque, fueron a Missouri para participar en el campeonato mundial de robótica del programa FIRST.

Durante el fin de semana, después de una competencia donde otros 397 equipos fueron eliminados, el Torque y dos equipos afiliados de Ontario, Canadá, salieron victoriosos.

“Cuando la calificación final subió, apenas recuerdo nada más”, dijo Rippetoe. “Este es el mayor evento en el que he participado este año”.

El programa FIRST, que ahora llena grandes estadios, ha progresado mucho desde su fundación en 1989 por el inventor y empresario Dean Kamen.

FIRST son las siglas de For Inspiration and Recognition of Science and Technology (Para la inspiración y reconocimiento de la ciencia y la tecnología).

Catalogado como “el deporte universitario para la mente”, se dice que este programa ha inspirado a muchos jóvenes ingenieros. Durante una reciente audiencia en el Congreso, el administrador de la NASA, Charles Bolden, dijo que mucho de los nuevos ingenieros de dicha agencia espacial tienen experiencia con el programa FIRST.

“Más de la mitad del equipo del Laboratorio de Robótica, Automatización y Simulación en el Centro Espacial Johnson de la NASA son ex alumnos o mentores de FIRST”, dijo Allard Beutel, portavoz de la agencia espacial.

Un trabajo arduo

Cada año, equipos de estudiantes de la enseñanza preparatoria construyen robots que pesan hasta 120 libras para que hagan una tarea específica. El concurso comenzó el 5 de enero cuando se anunciaron las bases para la competencia de 2013.

Para el concurso de este año había que diseñar robot que fuera capaz de lanzar discos Frisbee en un campo de juego y que, además, al final del período de juego el robot tenían que escalar una pirámide para obtener puntos adicionales.

Los equipos tenían seis semanas para construir sus robots antes de que comenzara la competencia regional.

Los equipos de College Park participaron en el campeonato mundial en cuatro de los cinco años anteriores, por lo que sus estudiantes anticipaban otro éxito.

Pero el éxito no llega sin dedicación al trabajo. Rippetoe estima que desde principios de enero hasta que llegó el campeonato sus estudiantes dedicaron entre 25 y 35 horas semanales a la construcción, pruebas y prácticas con el robot.

Alrededor de 45 estudiantes formaron parte este año de su equipo Texas Torque. El capitán de dicho equipo, Shyam Raghavan, de 17 años, explicó que casi siempre trabajaban de 3 p.m. a 8 p.m. y luego otras 10 horas los sábados.

“Son muchas horas de trabajo, pero es divertido y vale la pena”, dijo Raghavan.

Ultima oportunidad

El equipo confiaba en su robot, pero después de varias competencias regionales, incluidas las ciudades de Houston, San Antonio y Nueva Orleans, no había ganado un torneo para clasificar para el campeonato mundial.