Quantcast
2:19 a.m., 7/22/2014 | 82°

Mayweather disfruta y Pacquiao regresa


La prolongada ausencia de un año en poco afectó al 
estadounidense mientras que el filipino anuncia su 
regreso frente al texano Ríos

Tim Dahlberg y 
Greg Beacham/AP | 5/10/2013, 6 a.m.
Mayweather disfruta y Pacquiao regresa
Floyd Mayweather Jr. volvió al cuadrilátero para extender su foja invicta y mostrar destellos de su gran calidad de campeón durante la victoria sobre Robert Guerrero en Las Vegas, Nevada. | Isaac Brekken / AP

LAS VEGAS — Floyd Mayweather Jr. peleó como si nunca hubiese abandonado los cuadriláteros, al regresar tras un año de ausencia y derrotar por decisión unánime al estadounidense de origen mexicano Robert Guerrero.

En su pelea por el título del peso welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mayweather estuvo magistral a veces, con derechazos sordos y otros golpes que ensangrentaron la cara de Guerrero, en una actuación que hizo recordar algunos de sus mejores actuaciones. Lesionó a Guerrero en varias ocasiones, incluso con una serie de derechazos hacia el final del octavo round que hizo que éste doblara las rodillas.

Mayweather, quien estuvo casi un año sin pelear luego de cumplir una sentencia de cárcel, está invicto en 44 peleas, mientras que la derrota de Guerrero fue su segunda como profesional.

La estrategia fue la defensa y Mayweather la siguió a la perfección. Con su padre dirigiéndolo desde la esquina después de una ausencia de 13 años, tuvo un rendimiento poco esperado para un boxeador de 36 años.

“Necesitaba a mi padre esta noche”, dijo Mayweather. “Él me dijo que me concentrara en mi defensa y que mientras menos golpes recibiera más duraría”.

Los tres jueces vieron ganador a Mayweather en las tarjetas por 117-111.

“Lo hicimos de nuevo”, dijo Mayweather después de ganar por lo menos 32 millones de dólares por su función. “Me quito el sombrero ante Robert Guerrero. Es un verdadero guerrero”.

Aunque la pelea no fue agradable para los 15,880 asistentes, el campeón fue muy eficaz.

Mayweather hizo que un rival que no había perdido en ocho años acabara con la mirada aturdida mientras él bailaba, se acercaba y conectaba derechazos con bastante frecuencia. El campeón acabó tan fresco que podría seguir adelante con su plan de luchar de nuevo en septiembre.

“Yo estaba buscando el nocaut, pero me lastimé la mano”, explicó Mayweather. “Me siento mal de no haberle dado un nocaut a los aficionados”.

Pacquiao, ante Ríos

Manny Pacquiao, por su parte, ya tiene fecha para reaparecer en los tinglados. Lo hará el 24 de noviembre en otro combate de peso welter contra el texano Brandon Ríos.

Bob Arum, promotor del boxeador filipino, informó el lunes que Pacquiao (54-5-2 con 38 nocauts) se había concentrado exclusivamente en sus actividades como político en Filipinas tras perder en diciembre pasado por la vía rápida en el sexto round ante el mexicano Juan Manuel Márquez.

Pacquiao, campeón mundial en ocho divisiones, ha perdido sus últimos dos combates tras una racha de 15 victorias, ya que previamente sucumbió ante Timothy Bradley en una polémica decisión dividida en junio.

“Queremos llevarle a la gente una pelea muy buena, llena de acción emocionante”, dijo Arum. “(Ríos) es un peleador emocionante, así que es un buen encuentro”.

Aunque Márquez lo dejó boca abajo en la lona en su último combate, Pacquiao, de 34 años de edad, eligió a Ríos (31-1-1, con 23 nocauts) como próximo rival debido al estilo fajador del ex campeón ligero.

El equipo de Pacquiao también ha afirmado que tanto Márquez como Bradley rechazaron posibles revanchas con Pacquiao y que en cambio pelearán entre sí el 14 de septiembre en Las Vegas.