Quantcast
11:49 p.m., 11/22/2014 | 65°

Perry podría convocar a una sesión especial legislativa


PEGGY FIKAC | 5/8/2013, 2:26 p.m.
Perry podría convocar a una sesión especial legislativa
El gobernador de Texas Rick Perry habla durante la Conferencia sobre tecnología de perforación mar adentro en el Reliant. | James Nielsen

HOUSTON - El gobernador Rick Perry dijo el miércoles que es demasiado pronto para establecer límites para lo que los legisladores necesitan hacer sobre diversos problemas, incluidos los alivios fiscales, si quieren impedir que convoque a una sesión especial cuando culmine la sesión legislativa regular el 27 de mayo. Sin embargo, luego lo hizo.

El gobernador, quien a principios de la sesión legislativa había pedido un alivio fiscal de 1,800 millones de dólares y trazó un plan para abril por 1,600 millones de dólares en exenciones fiscales para franquicias, expresó lo siguiente cuando le preguntaron si tiene que ver una cifra más elevada antes de firmar un presupuesto estatal:

“Es muy pronto para establecer un límite. No debe constituir una sorpresa que si (los legisladores) quieren ir a sus hogares al final de esta sesión legislativa, me deben enviar un alivio fiscal por 1,800 millones de dólares, así como un presupuesto equilibrado sin cuotas, aumentos para el transporte, y 2,000 millones de dólares en infraestructura para el agua. Así todos podrán irse a casa y disfrutar el verano”.

El alivio fiscal por 667 millones de dólares que obtuvo la aprobación preliminar el martes en la Cámara de Representantes, significa, según Perry, que “están a un tercio del camino en ese sentido”.

En conversación con periodistas después del lanzamiento del programa Law Enforcement Torch Run for Special Olympics desde la escalinata sur del Capitolio de Texas, también se le preguntó a Perry sobre la visita del presidente Barack Obama el jueves, la cual es considerada en parte como un esfuerzo para ayudar a los demócratas en este estado.

Perry expresó que Texas es un buen lugar para estudiar el éxito de las políticas del Partido Republicano en cuestiones como impuestos y regulaciones, y una vez más destacó la importancia de la infraestructura para el sistema de acueductos y más alivios fiscales para que Texas sea más competitiva.

“El sentido común les dice que si vienes al estado de Texas y nos señalas como modelo, tendrá que ser para políticas republicanas”, indicó el gobernador.

Cuando le preguntaron si tiene planes de reunirse con Obama, Perry contestó: “Al menos voy a verlo en la pista (del aeropuerto). No sé si tendremos otra oportunidad, pero le daremos la bienvenida a nuestro estado”.