Quantcast
10:33 p.m., 7/22/2014 | 85°

Ex presidente: Morales corrige a EE.UU. a patadas


CARLOS VALDEZ/AP | 5/8/2013, 12:12 p.m.
Ex presidente: Morales corrige a EE.UU. a patadas
El ex presidente boliviano Carlos Mesa | AP

LA PAZ, Bolivia - Es imperioso replantear las relaciones de Bolivia con Estados Unidos sin echar a patadas a funcionarios de ese país como hace el actual gobierno, dijo el ex presidente boliviano Carlos Mesa.

"Me parece correcto que el presidente (Evo) Morales rompa ese grado dramático de dependencia de Bolivia con los Estados Unidos, pero discrepo en la forma, que tiene un efecto político, que es echar a patadas a todo el mundo... pero bueno, el presidente Morales tiene su estilo", opinó Mesa (2003-2005).

Mesa se refirió a la reciente expulsión de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) durante un seminario internacional sobre el futuro de las políticas antidrogas organizada por la universidad privada Franz Tamayo.

Morales ordenó la salida de USAID el 1 de mayo por supuesta injerencia en asuntos internos, la cuarta expulsión forzada desde 2008 cuando el mandatario echó al embajador Philip Goldberg por sospechas de confabulación.

Después siguió la expulsión de la agencia antidrogas DEA y otro alto diplomático estadounidense, lo que deterioró la relación diplomática.

Según Mesa, la política antidrogas que impulsó Estados Unidos "fue uno de los elementos más destructivos y nefastos" en su relación con América Latina y ningún país la soportó peor que Bolivia.

"La lucha antidroga condicionó dramáticamente la democracia boliviana desde 1982 por la injerencia explícita de Washington en la política interna", dijo Mesa al elogiar la decisión de Morales pero cuestionar sus métodos.

Pero "lo importante... es que Bolivia le dijo a Estados unidos que a partir de ahora la relación será distinta, más equilibrada y respetuosa" y de alguna forma gobiernos progresistas y conservadores del continente están planteando una relación diferente con Washington, según el ex mandatario.

Autoridades estadounidenses han negado las acusaciones de supuesta injerencia en Bolivia y calificaron de insuficientes los resultados del gobierno de Morales en la erradicación de cultivos excedentes de coca, materia prima de la cocaína.

Según el gobierno, USAID no sólo financiaba programas de salud y asistencia agrícola a poblaciones pobres, también lo hacía con grupos disidentes, investigadores y líderes de opinión para que hablen mal del gobierno.

La acusación derivó en una guerra verbal interna. Juan Ramón Quintana, ministro de la presidencia y uno de los más entusiastas impulsores de la expulsión de USAID, admitió públicamente que pasó por la Escuela de las Américas siendo teniente del ejército en 1982 y no negó que haya disertado alguna vez como analista en foros que pudo haber financiado USAID.