Quantcast
12:48 a.m., 8/1/2014 | 78°

La carrera de Thalía sigue evolucionando


JOEY GUERRA | 3/28/2013, 12:12 p.m.
La carrera de Thalía sigue evolucionando
La baladista mexicana, Thalía. | AP

HOUSTON - Resulta verdaderamente extraño pensar en Thalía como una parte de la vieja guardia de la música pop latina, pues el comportamiento y canciones de la superestrella mexicana todavía tienen un toque fresco y vibrante.

Su primer álbum como solista salió al mercado en la década de 1990 y siguió al período con el grupo Timbiriche junto a su compatriota Paulina Rubio, y como la heroína de la telenovela clásica “Quinceañera”. Los primeros álbumes de Thalía eran sencillas composiciones de estilo pop, pero su sonido empezó a madurar para fundir la sensibilidad emotiva del pop con elementos de la música regional mexicana, el rock y el ritmo musical agresivo de las discotecas.

La cantante fue cambiando su imagen glamurosa y sonido mucho más en el aclamado álbum de 2009 “Primera Fila” y el del año pasado “Habítame Siempre”, donde mezcló originales y cubiertas con un grupo de invitados especiales.

“Hubo un montón de pequeños desencadenantes que me hicieron comprender que la vida es ahora, que la vida ocurre mientras nos preocupamos con estupideces”, dijo Thalía. “Claro, está la madurez como convertirse en madre y ver la vida desde otra perspectiva. También tuve la enfermedad de Lyme (en 2008) y eso fue una batalla de dos años y medio que me hizo comprender lo importante y simple que es la vida, y lo vulnerables que somos”.

“Quería salir a cantar usando los mismos jeans que me ponía para jugar con mi hija en el suelo, con los mismos zapatos de tenis, con una colita de caballo ¿qué importa? Sólo concentrada en las canciones y volcar mi alma en ellas”, añadió.

A sus 40 años, Thalía todavía desafía a la belleza, pero ya no como una burbujeante e híper procesada diva pop. Ya han quedado atrás los corsés y vestidos estampados con flores y ositos de peluche.

Thalía se casó en el año 2000 con el magnate de la música Tommy Mottola, quien estuvo casado anteriormente con Mariah Carey.

Su hija, Sabrina Sakaë nació en 2007 y su hijo Matthew Alejandro vino al mundo en 2011. Toda la familia viaja con ella cuando está de gira.

“Mis hijos son mi prioridad principal. Son la luz de mi vida diaria, mi rayo de sol, el milagro, con sus ojos, sus sonrisas”, dijo Thalía. “Al mismo tiempo, tengo una familia muy numerosa que es mi público. Todos ellos han estado conmigo por mucho tiempo. Tengo esas dos responsabilidades”.

Esa base de seguidores ha sido cuidadosamente desarrollada por el espíritu emprendedor de Thalía que incluye líneas de ropa y enseres para el hogar, así como perfumes, colección de gafas, un programa de radio y varios libros de auto-ayuda, además de varias telenovelas como “María Mercedes” (1992), “Marimar” (1994), “María la del barrio” (1995) y “Rosalinda” (1999) que rompieron récords de teleaudiencia en el mundo y cementaron la fama de Thalía. Casi todos, desde chicos de primaria hasta las abuelitas tienen probablemente algún recuerdo asociado con uno de sus personajes de telenovelas.

En 2003, Thalía lazó al mercado un álbum en inglés con la esperanza de poder hacer un crossover parecido al que lograron estrellas como Shakira y Enrique Iglesias. Aunque no funcionó del todo, la canción “I Want You” se convirtió en uno de los 30 éxitos principales de Billboard. Desde entonces, Thalía ha grabado dúos con Michael Bublé, Robbie Williams y Tony Bennett.