Quantcast
8:13 a.m., 11/1/2014 | 47°

Residente escribe canción con Assange de WikiLeaks


AP | 6/13/2013, 1:27 p.m.
Residente escribe canción con Assange de WikiLeaks
René Pérez "Residente", del dúo puertorriqueño de música urbana Calle 13, a la izquierda, y el fundador de WikiLeaks Julian Assange escriben una canción juntos en la embajada de Ecuador en Londres en una fotografía del 12 de junio del 2013 difundida por Calle 13. Residente viajó a Londres para colaborar con Assange en una canción sobre libertad de información y contra la censura. | AP

LONDRES - René Pérez visitó al fundador de WikiLeaks Julian Assange, quien se encuentra asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace casi un año, para invitarlo a componer y cantar en una canción sobre la libertad de expresión.

La reunión se repetirá el jueves e incluirá una sesión pública en Twitter.

"René llegó a la reunión (del miércoles) a las 7 p.m. (hora de Londres), y estuvo conversando con Assange por espacio de casi cuatro horas", dice un comunicado emitido por los representantes de Pérez, más conocido como Residente del dúo puertorriqueño de música urbana Calle 13.

"Durante la reunión, Residente le explicó la idea de hacer una canción en la que se hable de cómo los medios de comunicación manipulan la información; esto incluye prensa, radio, televisión, medios sociales y las redes informáticas", añade la misiva.

El comunicado también dice que conversaron sobre cómo los medios sociales han ayudado a que la gente esté más cerca de la verdad y cómo pueden utilizarse con ese fin, así como el modo en que algunos medios distorsionan la información.

La voz de Assange va a ser parte de esta canción y el tema incluirá a ambos, Julián y René, cantando cada cual en su propio idioma. La grabación formará parte del quinto álbum de Calle 13, que saldría a la venta en el otoño.

Tanto Pérez como Assange se han destacado por sus denuncias públicas contra la censura y la ocultación de información.

Assange, reconocido ciberpirata en la década de 1980 por el alias de Mendax, es programador de computadores, activista y editor, se encuentra en dicha embajada desde que las autoridades ecuatorianas avalaran la petición de asilo de sus abogados de no extraditarlo a Suecia, donde está acusado de asaltar sexualmente a dos mujeres.

Sus defensores, entre quienes figuran el juez español Baltasar Garzón, argumentaron que desde el país nórdico Assange sería extraditado a Estados Unidos por haber filtrado, a través de la página de internet WikiLeaks, información secreta del gobierno de ese país relacionada con acciones de guerras de Irak y Afganistán, así como cientos de cables escritos por diplomáticos de Estados Unidos, en donde hablan crudamente de la situación de decenas de países del mundo.

"Lo apoyamos (a Assange) porque él es una víctima de la manipulación de los medios. Se le culpa de haber hecho pública una información a la cual deberíamos haber tenido acceso todos, porque merecemos estar informados", escribió Pérez en su cuenta de Twitter, que usa activamente.

"Tiró al medio a un montón de gente, y lo culpan por eso, cuando no es Assange el que está matando a la gente", añadió. "El que no lo apoye está atentando contra sus propios derechos humanos, derechos fundamentales".

El jueves volverían a reunirse para una sesión en Twitter, pautada para las 10 p.m. hora local (2100 GMT), en la que sus seguidores podrán expresar ideas para la canción.

"Como parte del proyecto, van a usar lo que la gente escriba y se va a manipular lo que la gente diga. Esto, como una forma de demostrar cómo se puede manipular la información", dice la misiva.

WikiLeaks, el portal que gozaba de códigos encriptados para que cualquier persona enviara información secreta, cobró mayor notoriedad en 2010, cuando los cientos de miles de los diarios de guerra y cables diplomáticos de Estados Unidos fueron filtrados y publicados por los principales diarios del mundo.

La información fue filtrada por el joven analista de inteligencia del ejército de los Estados Unidos, Bradley Manning, quien actualmente es juzgado en una Corte Marcial. El material incluía un vídeo en el que se ve cómo un helicóptero estadounidense mata a un grupo de civiles y periodistas en Irak.