Quantcast
5:09 p.m., 7/23/2014 | 95°

Los mensajes clave del Papa en su visita a Brasil


7/25/2013, 3:33 p.m.
Los mensajes clave del Papa en su visita a Brasil
El Papa Francisco saluda a periodistas al dejar la residencia de Sumare en Río de Janeiro, Brasil, camino a la Basílica de Aparecida en Aparecida, el miércoles 24 de julio de 2013. El Papa Francisco, el primer pontífice latinoamericano, visitará la basílica de la virgen de tez morena patrona de Brasil. | Jorge Saenz/AP

RÍO DE JANEIRO - "Es cierto que hoy en día, todos un poco, y también nuestros jóvenes, sienten la sugestión de tantos ídolos que se ponen en el lugar de Dios y parecen dar esperanza: el dinero, el éxito, el poder, el placer. Con frecuencia se abre camino en el corazón de muchos una sensación de soledad y vacío y lleva a la búsqueda de compensaciones, de estos ídolos pasajeros". (Homilía de misa oficiada en el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, Aparecida, Sao Paulo, miércoles 24 de julio de 2012).

"La plaga del narcotráfico, que favorece la violencia y siembra dolor y muerte, requiere un acto de valor de toda la sociedad... No es la liberalización del consumo de drogas, como se está discutiendo en varias partes de América Latina, lo que podrá reducir la propagación y la influencia de la dependencia química". (Hospital San Francisco de Asís en Río de Janeiro, miércoles 24 de julio de 2013).

"Queridos jóvenes, ustedes tienen una especial sensibilidad ante la injusticia, pero a menudo se sienten defraudados por los casos de corrupción, por las personas que, en lugar de buscar el bien común, persiguen su propio interés", dijo el Papa. A todos "les repito: nunca se desanimen, no pierdan la confianza, no dejen que la esperanza se apague. La realidad puede cambiar, el hombre puede cambiar". (Mensaje a los pobladores de la Favela de Varginha. Jueves 25 de julio de 2013).

Los jóvenes "tienen que salir y hacerse valer, los jóvenes tienen que salir a luchar por esos valores y los viejos abran la boca, los ancianos abran la boca y enséñenos...Y ustedes (los jóvenes) por favor no se metan contra los viejos, déjenlos hablar... sepan que en este momento ustedes los jóvenes y los ancianos están condenados al mismo destino: exclusión". (Encuentro con peregrinos argentinos en la catedral de Río de Janeiro. Jueves 25 de julio de 2013).