Quantcast
6:15 a.m., 11/24/2014 | 51°

EE.UU., frente a un complicado inicio de hexagonal


Los jugadores saben que les espera un gran desafío en su visita a Honduras

Germán Fernández-Moores | 1/31/2013, 11:32 a.m.
EE.UU., frente a un complicado inicio de hexagonal
El capitán y mediocampista Kyle Beckerman (der.) lleva la pelota ante la mirada de Kyle Bekker durante el partido amistoso entre Estados Unidos y Canadá, el martes en el estadio BBVA Compass de Houston, que terminó igualado sin goles, en la puesta a punto de los locales antes de medirse con Honduras. | Bob Levey / Getty Images

HOUSTON - El capitán de una joven selección estadounidense de fútbol que se presentó por primera vez en su historia en el estadio BBVA Compass fue realista después de un insulso empate sin goles frente a Canadá.

“Esto no es nada comparado con lo que nos espera en Honduras”, admitió Kyle Beckerman en diálogo con La Voz tras el partido amistoso disputado en la noche del martes.

“En Honduras va a ser todo muy difícil, por el marco, por la gente (...), va a ser un partido muy duro y complicado, y por eso tenemos que llegar muy bien preparados”, agregó el mediocampista central del Real Salt Lake de Utah y capitán del plantel que, bajo las ordenes de Jurgen Klinsmann, realizó una pretemporada de tres semanas antes del inicio del hexagonal final en las eliminatorias de la CONCACAF para el Mundial de Brasil 2014.

Estados Unidos, que apenas pudo empatar frente a un modesto representativo de Canadá, se medirá el miércoles con Honduras en San Pedro Sula con todos sus titulares. Pero en el este amistoso presentó una alineación alternativa con jugadores de la MLS, entre los que jugaron los seleccionados del Dynamo Brad Davis, titular en el mediocampo, y el delantero Will Bruin, quien ingresó de suplente al promediar la segunda etapa y de esa forma debutó a nivel internacional junto a otros cuatro novatos.

Liderazgo

Beckerman, quien sería uno de los pocos de este plantel que confirmaría Klinsmann (al cierre de esta edición) para viajar a Honduras, jugó un rol fundamental en el desarrollo de estos jóvenes en la pretemporada.

“Fue bueno haber trabajado juntos por tantos días en California. Se armó un muy buen grupo y fue un verdadero honor haber sido el capitán de este equipo”, agregó. “Como siempre, cada vez que uno se pone la camiseta de la selección nacional es un honor representar al país”.

Beckerman, de 30 años, tuvo un buen desempeño dentro de un partido muy aburrido, con su habitual despliegue y quite en el mediocampo, aunque lejos de llevar peligro al área rival, pese a la falta de competencia oficial desde que culminó la pasada temporada de la MLS.

“Físicamente me sentí muy bien en la cancha, eso no fue un problema ya que trabajamos muy bien y muy duro en ese aspecto”, explicó. “Ya ocurrió en otras ocasiones que tenemos que enfrentar partidos internacionales fuera de la competencia de la MLS, así son los calendarios y nosotros tenemos que adaptarnos a eso”.

La selección estadounidense estuvo lejos de conformar a los 11,737 espectadores que visitaron el estadio de Houston, al igual que a Klinsmann.

“Nos vamos algo decepcionados porque queríamos ganar, pero hay que entender que fue nuestro primer partido luego de tres semanas de pretemporada y eso se notó frente a una selección canadiense que fue muy defensiva”, dijo el ex artillero alemán y ahora director técnico de Estados Unidos.

Klinsmann explicó en la conferencia de prensa posterior al partido que el amistoso no cambió sus planes para definir la lista que tiene en mente para jugar en Honduras, donde sí podrán actuar los jugadores que se desempeñan en clubes de Europa y México.