Quantcast
6:07 p.m., 10/22/2014 | 77°

Perry menciona la desgravación fiscal entre sus prioridades


PEGGY FIKAC | 1/30/2013, 3:14 p.m.
Perry menciona  la desgravación fiscal entre sus prioridades
El gobernador de Texas Rick Perry el martes 29 de enero del 2013, en Austin. | Eric Gay / AP

AUSTIN — El gobernador Rick Perry pidió que se inviertan miles de millones de dólares en el transporte y el agua además de reducir los impuestos, pero lo que no mencionó en su discurso sobre la situación del estado también llamó la atención.

No mencionó asuntos candentes como el aborto o la inmigración, tampoco abordó el sensible tema del control de las armas.

Perry sí habló de un alivio fiscal de al menos 1,800 millones de dólares en dos años en su discurso pronunciado ante la sesión conjunta de la Legislatura en los predios de la Cámara de Representantes y se interesó por las opiniones de los texanos sobre cómo debería ser esto. El alivio fiscal se pagaría en parte tomando dinero del fondo de emergencias del estado, según su propuesta presupuestaria.

Asimismo, Perry pidió a los legisladores que recurran al fondo de emergencias para invertir 3,700 millones de dólares en infraestructura de transporte y agua, y señaló que era importante desarrollar la economía del estado y la calidad de vida de los texanos.

El gobernador destacó la educación superior en el sur de Texas y pidió que la región tenga acceso al Fondo Permanente Universitario que beneficia a otras instituciones en los sistemas de la Universidad de Texas y de Texas A&M.

“Esta zona del estado es importante para nuestro futuro y nuestras inversiones en los niños del sur de Texas nos devolverán miles” de beneficios, expresó Perry.

Perry reiteró su apoyo para dar a los jóvenes más opciones en educación, aparte de las escuelas públicas tradicionales, y congelar los costos de matrículas para estudiantes de primer año.

Aunque criticó a Washington, el gobernador republicano adoptó un tono respetuoso hacia el presidente Barack Obama. Dijo que el mandatario, en su segundo término, “pidió que trabajáramos juntos e hiciéramos nuestra parte para garantizar un futuro más brillante para Estados Unidos”.

“Señor presidente, Texas está lista para cumplir con su parte”, afirmó Perry.

Demócratas

Algunos vieron un posicionamiento político, ya que Perry dejó la puerta abierta para una posible candidatura a la Casa Blanca en 2016 a raíz de las elecciones de noviembre donde el Partido Republicano sufrió a consecuencia de sus posturas inmigratorias y por los comentarios de algunos candidatos sobre el aborto. Perry tampoco ha descartado que vuelva a aspirar una reelección como gobernador.

Por su parte, la senadora Wendy Davis, demócrata de Fort Worth de quien se dice que podría ser una posible candidata en el estado, notó diferencias con respecto al discurso pronunciado por Perry en 2011 sobre la situación del estado.

“No habló de muchas cosas que fueron parte de su discurso hace dos años que fueron realmente representativas de esa agenda extremista”, expresó Davis. “Creo que está obviamente tratando de prepararse para un cargo más elevado y tal vez comprenda que eso no es el reflejo de lo que el país quiere”.

Lucy Nashed, portavoz de Perry, dijo que el gobernador ha resaltado su apoyo a diversos problemas en otros lugares, incluidas las restricciones al aborto.