Quantcast
9:47 a.m., 7/29/2014 | 84°

Oposición egipcia pide diálogo amplio


MAGGIE MICHAEL/AP | 1/30/2013, 3:12 p.m.
Oposición egipcia pide diálogo amplio
Manifestantes egipcios chocan con las fuerzas de seguridad cerca de la Plaza Tahrir en El Cairo, el martes 29 de enero del 2013. El líder de la oposición liberal en Egipto llamó el miércoles 30 a un amplio diálogo nacional con el gobierno islamista, todas las facciones políticas y las poderosas fuerzas armadas, para frenar la violencia política que ha estallado en el país y ha dejado más de 60 muertos en la última semana. | Khalil Hamra/AP

EL CAIRO, EGIPTO - El líder de la oposición liberal en Egipto exhortó el miércoles a un amplio diálogo nacional con el gobierno islamista, todas las facciones políticas y las poderosas fuerzas armadas para frenar la violencia política en el país que ha dejado más de 60 muertos en la última semana.

El llamado de Mohamed ElBaradei, ganador del premio Nobel de la Paz, pareció una respuesta a una advertencia del jefe de las fuerzas armadas la víspera de que el estado egipcio pudiera desplomarse a menos de que las facciones políticas se reconcilien.

Otros dos manifestantes murieron el miércoles al ser alcanzados por perdigones durante choques con la policía cerca de la Plaza Tahrir, en El Cairo, dijo un funcionario de seguridad, que habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizado a declarar a la prensa.

Hasta ahora, el opositor Frente de Salvación Nacional, dirigido por ElBaradei, y el gobierno del presidente Mohamed Morsi han estado en fuerte desacuerdo. El frente ha exigido que Morsi haga importantes concesiones antes que pueda realizarse un diálogo.

Este ha ignorado las demandas y lanzó su propio programa de "diálogo nacional", mayormente con sus propios aliados islamistas.

Mientras tanto, la violencia se ha disparado desde que estalló inicialmente en El Cairo el viernes pasado en vísperas del segundo aniversario de la sublevación popular que derrocó al presidente Hosni Mubarak. Desde entonces se ha extendido a otras partes del país, especialmente a la ciudad de Puerto Saíd, en el canal de Suez, que prácticamente se ha declarado en revuelta contra Morsi.

En respuesta, el mandatario declaró un estado de emergencia de 30 días y un toque de queda en Port Saíd y otras dos ciudades del Canal: Suez e Ismailiya, y las provincias circundantes. Pero cada noche desde que entró en efecto, decenas de miles de residentes en la ciudad han desafiado el toque de queda con concentraciones y marchas, coreando lemas contra Morsi y la Hermandad Musulmana.

En un mensaje en Twitter, ElBaradei llamó a una reunión inmediata entre Morsi, los ministros de defensa y el interior, la Hermandad Musulmana, el Frente de Salvación Nacional y partidos del movimiento ultraconservador salafi "con el fin de tomar pasos urgentes para frenar la violencia e iniciar un diálogo serio".

Dijo que frenar la violencia es la prioridad, pero reiteró las condiciones previas del frente para un diálogo: que Morsi forme un gobierno de unidad nacional y una comisión para enmendar las cláusulas contenciosas de la Constitución respaldada por los islamistas.

No hubo una respuesta inmediata del gobierno ni de la Hermandad Musulmana al llamado de ElBaradei. Morsi estaba el miércoles en Alemania en una breve vista e iba a regresar al país más tarde en el día.

En Berlín, la canciller federal Angela Merkel recibió a Morsi en su oficina al principio de la visita. El mandatario egipcio tuvo que acortar el viaje, que originalmente le iba a llevar también a Francia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, declaró a la televisora ARD que se necesita "paciencia estratégica" con Egipto, que dijo "es el país clave" para el éxito de un cambio en el mundo árabe. Pero dijo que la ayuda a esa nación dependía de sus avances democráticos.