Quantcast
3:43 p.m., 10/31/2014 | 79°

Opinión: La pobre propuesta de la selección de Estados Unidos


Bajo la lupa

GERMÁN FERNÁNDEZ-MOORES | 1/30/2013, 1:05 p.m.
Opinión: La pobre propuesta de la selección de Estados Unidos
Eddie Johnson (der.), de floja tarea en el amistoso del martes de Estados Unidos con Canadá, se deja caer frente a la marca de Doniel Henry en el estadio BBVA Compass Stadium de Houston. | Nick de la Torre

HOUSTON - Cuando el árbitro hondureño Raúl Castro miró su reloj luego del cuarto minuto adicional al tiempo reglamentario llegó a titubear para finalizar el horrible partido amistoso entre Estados Unidos y Canadá. Pero un instante después, cuando empezó a caer un chaparrón que amenazó al cielo de Houston durante toda la noche del martes, por suerte terminó con la tortura.

La actuación de la selección estadounidense conducida por el alemán Jurgen Klinsmann en el 0-0 de su primera visita al estadio BBVA Compass fue paupérrima.

El propio Klinsmann trató de justificar el bajo rendimiento de su equipo en el hecho de que era el primer partido luego de una pretemporada de tres semanas, y hasta llegó a quejarse del planteo defensivo de Canadá.

Es cierto que Estados Unidos contó con cinco debutantes a nivel internacional (contando todos los cambios) y que no pudo alinear a los jugadores que militan en clubes de Europa y México. Pero eso no exime a Klinsmann de no poder presentar una propuesta de buen fútbol con otros nombres. Más aún si tuvo tres semanas para trabajar con ellos a tiempo completo.

Estados Unidos apenas llegó a inquietar a una inexperta y joven selección canadiense con tibios tiros al arco y remates totalmente desviados. Sus delanteros se pasaron gran parte del partido, y en especial en el primer tiempo, jugando de espaldas al arco rival. De esa forma facilitaron una y otra vez la tarea de la defensa canadiense.

Pocos se atrevieron, pocos intentaron salir de la norma con algo de creatividad. Apenas una pared entre el capitán del Dynamo Brad Davis y el ex atacante del conjunto naranja Chris Wondolowski mostró algo distinto en la primera etapa. El ingreso de Benny Feilhaber en el complemento le dio algo más de movilidad al equipo con algunas subidas por la derecha. Pero eso fue muy poco.

Lo que es peor es que no se vislumbra un estilo de juego cuando a Estados Unidos le toca asumir un rol más protagónico.

Lo mismo que él critica de los canadienses le ha dado resultados cuando le tocó jugar contra potencias o fuera de casa. Así ocurrió con los equipos de Klinsmann y así se llevó también un premio en su última visita a Italia, cuando de esa manera se llevó un triunfo histórico para el fútbol de Estados Unidos.

Pero ya le ocurrió también, para mal, cuando dirigió a Alemania y no pudo ganar el Mundial como local en 2006. Y ahora, en el inicio del hexagonal final de la CONCACAF rumbo a Brasil 2014, es también palpable con Estados Unidos, que debuta el miércoles con Honduras.

Sus equipos deben aprender a tomar riesgos y a asumir el protagonismo que merece cada partido. Eso es jugar con inteligencia, más allá de hacerlo bien o mal, y refleja consistencia con un estilo de juego, más allá de los nombres de sus propios jugadores o de los rivales de turno. En San Pedro Sula, su equipo podría jugar tan defensivo como Canadá lo hizo el martes en Houston y estoy seguro que él también se iría muy contento con un empate.

Germán Fernández-Moores es el editor de Deportes de La Voz gf.moores@chron.com
 Sigue a GFM en twitter: @GermanFMoores