Quantcast
12:45 a.m., 8/1/2014 | 78°

Soldado deseoso de usar brazos trasplantados


ALEX DOMÍNGUEZ /AP | 1/29/2013, 4 p.m.
Soldado deseoso de usar brazos trasplantados
Brendan M. Marrocco escucha durante una conferencia de prensa el martes, 29 de enero del 2013 en el hospital John Hopkins, en Baltimore, EE.UU. Marrocco recibió un doble trasplante de brazos tras perder sus cuatro extremidades en el 2009 en la explosión de una bomba en Irak. | Gail Burton/AP

photo

Brendan M. Marrocco

BALTIMORE - Un soldado estadounidense que perdió sus cuatro extremidades en la explosión de una bomba en Irak dice que está deseoso de nadar y conducir autos con sus nuevos brazos, tras someterse a un doble trasplante.

"Yo simplemente quiero sacarle el máximo a estos brazos, a medida en que enfrente obstáculos, vencerlos y hacer todo lo que pueda", dijo Marrocco el martes.

El neoyorquino de 26 años habló en una conferencia de prensa en el Hospital John Hopkins, a la que se le sumaron los cirujanos que realizaron la operación.

Tras resultar herido en la explosión, dijo Marrocco, se sintió bien usando prótesis en las piernas, pero odiaba no tener brazos.

"Uno habla con las manos, básicamente lo hace todo con las manos, y cuando no las tiene, se siente perdido", dijo.

Marrocco dijo que su mayor deseo es manejar el Dodge Charger negro que ha estado en su garaje durante tres años.

"A mí me encantaba manejar", dijo Marrocco. "Realmente no puedo esperar a volver a hacerlo, y a volver a ser un atleta".

Aunque no espera brillar en el fútbol, su deporte favorito, dice Marrocco que espera poder nadar y competir en un maratón usando una bicicleta de mano.

Marrocco dijo en broma que los soldados muy a menudo se consideran a sí mismos deportistas profesionales mal pagados. Su sentido del humor y su optimismo están entre las cualidades que sus médicos consideran indicios de que va a recuperar gran parte del uso de brazos y manos en dos o tres años.

"Es un joven con tremendas esperanzas, y es testarudo - en buena forma", dijo la doctora Jaimie Shores, directora clínica de trasplantes de mano en el hospital. "Pienso que sus posibilidades son ilimitadas".

Shores dijo que Marrocco ya ha estado tratando de usar las manos, aunque carece de sensación táctil en sus dedos, y está deseoso de hacer más a medida en que se reparen los músculos y los nervios.

"Sospecho que va a usar las manos para todo lo que le permitamos comenzar a hacer. En estos momentos, somos nosotros quienes le estamos limitando", dijo Shores.

La operación fue apenas el séptimo trasplante doble de manos o de brazos que se haya realizado en Estados Unidos.

El soldado fue herido en el 2009 cuando el vehículo en que viajaba tocó una bomba en una carretera en Irak.

Marrocco recibió además médula ósea del mismo donante a fin de minimizar la cantidad de medicamentos que necesitaría para impedir un rechazo.

La operación de 13 horas el 18 de diciembre fue encabezada por el doctor W.P. Andrew Lee, jefe de cirugía plástica en el John Hopkins.