Quantcast
3:35 p.m., 10/23/2014 | 79°

Organizaciones optimistas tras discurso Obama


LUIS ALONSO LUGO / AP | 1/29/2013, 5:19 p.m.
Organizaciones optimistas tras discurso Obama
Inmigrantes y activistas ven por televisión el discurso pronunciado por el presidente Barack Obama en Las Vegas sobre una reforma migratoria. Miami, Florida, martes 29 de enero de 2013. | Alan Diaz / AP

WASHINGTON - Inmigrantes indocumentados, organizaciones religiosas, empresariales y activistas a favor de una reforma migratoria que conceda a los 11 millones de inmigrantes ilegales la opción de naturalizarse expresaron su optimismo el martes tras escuchar al presidente Barack Obama decir que "ahora es el momento" para lograr la reforma.

María Kennedy, una inmigrante sin papeles que llegó a Miami desde Entre Ríos, Argentina, hace 13 años en busca de un futuro mejor, dijo a AP vía telefónica que "como indocumentada siento un alivio y aplaudo que se pongan de acuerdo (demócratas y republicanos) y traten de hacer algo, pero me preocupa que quede mucha gente afuera de la reforma. No creo que vaya a ser fácil para algunos regularizar su situación".

El sacerdote católico Jesús Nieto-Ruiz, integrante de la red nacional religiosa PICO, dijo estar "esperanzado de que las declaraciones del presidente marquen una comprensión fundamental de que la naturalización es la única solución consistente con los valores estadounidenses y las creencias de cada credo religioso".

La propuesta presentada por Obama da la opción de naturalizarse a los indocumentados que se sometan a revisiones de seguridad nacional y prontuario policial, paguen impuestos y una multa, esperen que se hayan atendido todas las solicitudes presentadas previamente por los inmigrantes legales y aprendan inglés.

"No habrá incertidumbre sobre su capacidad de convertirse en ciudadanos estadounidenses si cumplen estos requisitos", señaló un documento distribuido por la Casa Blanca.

Laura Vazquez, analista legislativa para asuntos de inmigración del Consejo Nacional de la Raza (NCLR por sus siglas en inglés), dijo vía telefónica a AP que la alocución de Obama "confirma que el 2013 es el año de la reforma migratoria y denota que hay un impulso creciente y mucha energía en Washington para una reforma".

Pablo Alvarado, director de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON por sus siglas en inglés), exhortó a Obama a "seguir su discurso con una orden inmediata para suspender las deportaciones como el primer paso para abrir la vía a la naturalización para los inmigrantes indocumentados".

Pero algunos dirigentes republicanos criticaron de manera categórica al discurso pronunciado por el presidente en una escuela secundaria de Las Vegas.

El senador republicano Marco Rubio, uno de los ocho autores de documento, dijo estar "precoupado por la negativa del presidente a aceptar metas importantes de cumplimiento antes de que los indocumentados actuales puedan solicitar una residencia permanente. Sin esas metas, los sistemas de cumplimiento nunca serán implementados y estaremos en algunos años bregando de nuevo con millones de personas indocumentadas en nuestro país".

"El discurso del presidente dio la impresión de que piensa que reformar las las leyes migratorias rápidamente es más importante que reformarlas correctamente", agregó.

El representante republicano Lamar Smith, presidente del subcomité de inmigración en la cámara baja, dijo que "nuestras leyes migratorias no están rotas, simplemente no se aplican".

"Cuando legalizas a los que están en el país ilegalmente, cuesta a los contribuyentes millones de dólares, cuesta a los trabajadores estadounidenses miles de empleos y promueve más inmigración ilegal", agregó.