Quantcast
7:21 p.m., 8/20/2014 | 83°

México: frente violencia, gobierno cambia discurso


E. EDUARDO CASTILLO /AP | 1/29/2013, 5:24 p.m.
México: frente violencia, gobierno cambia discurso
Foto de archivo. Policías de Ciudad Juarez montan guardia en un camino de terracería el lunes 28 de enero del 2013. | Emilio Vazquez/AP

MÉXICO - En materia de seguridad, el cambio más evidente en México del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto respecto a su antecesor está en la comunicación.

Dos meses después de que Peña Nieto asumió la presidencia con la promesa de reducir la violencia, los asesinatos ligados al crimen organizado y el narcotráfico continúan.

Dieciocho integrantes de la banda de vallenato Kombo Kolombia fueron secuestrados y algunos de ellos asesinados el fin de semana en el estado norteño de Nuevo León, por hombres armados que aparentemente les exigieron decir a qué cartel pertenecían antes de ser asesinados.

Antes, en diciembre, 14 reos y nueve custodios murieron en un intento de fuga en un penal del estado norteño de Durango; la víspera de Navidad fueron asesinados nueve hombres en Sinaloa, en el noroeste del país, y la semana pasada fue localizada más de una decena de cadáveres, algunos desmembrados, en el Estado de México, que bordea la capital mexicana.

Pero a diferencia del anterior gobierno del presidente Felipe Calderón, cuya prioridad fue el combate al crimen organizado, la actual administración de Peña Nieto raramente habla sobre eso.

No ha habido mayores conferencias de prensa para anunciar la movilización de tropas o policías federales a lugares afectados por la violencia del narcotráfico, como el Estado de México, donde Peña Nieto fue gobernador, o en una región norteña que une a los estados de Durango y Coahuila conocida como La Laguna y que ha sido afectada por disputas de dos carteles rivales de las drogas.

Atrás quedaron las presentaciones regulares de presuntos miembros del narcotráfico ante la prensa.

Peña Nieto ha dedicado buena parte de su discurso pública a hablar de las reformas educativas, fiscal y energética que necesita el país

La nueva estrategia de comunicación ha dividido las opiniones entre quienes la consideran adecuada y quienes ven a una autoridad que podría intentar ocultar la realidad.

"Lo que está haciendo Peña Nieto es... esconder la violencia debajo de la alfombra para que no se note", dijo a The Associated Press Jorge Chabat, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

El experto en seguridad consideró que la estrategia puede verse como un intento de cambiar la percepción de la gente al referirse lo menos posible a la violencia.

"Puede ser efectiva en el corto plazo, hasta que la violencia por sí misma sea tan evidente que el discurso sea insostenible", dijo.

La Secretaría de Gobernación, responsable del área de seguridad, no había respondido a una solicitud de entrevista de la AP para hablar sobre el tema.

Para Rubén Aguilar, experto en comunicación, el gobierno de Peña Nieto hace "lo correcto" al sacar el tema de la seguridad del centro de sus discursos.

"En términos de la comunicación en materia de seguridad, el presidente Calderón fue en contra de toda la lógica y lo convirtió en un tema único", dijo Aguilar, quien fungió como vocero en los últimos años del gobierno del ex mandatario Vicente Fox (2000-2006).

"El tema mismo es adictivo a los medios, adictivo a la sociedad, no construye, genera un ánimo social muy negativo", añadió Aguilar, para quien la prensa nacional y extranjera "se quedó malacostumbrada" de la lógica discursiva del anterior gobierno.