Quantcast
12:35 p.m., 7/31/2014 | 88°

Club nocturno de Brasil, una virtual trampa mortal


JULIANA BARBASSA/AP | 1/29/2013, 9:39 a.m.
Club nocturno de Brasil, una virtual trampa mortal
Un hombre llora durante la inhumación de Vinicius Rosado el lunes 28 de enero de 2013 en un cementerio de Santa María. Rosado fue una de las más de 230 víctimas que murieron en el incendio del club nocturno Kiss ocurrido en la sureña ciudad brasileña de Santa María. | Felipe Dana / AP

SANTA MARÍA, BRASIL - No había alarmas, extintores ni aspersores y casi ninguna forma de escapar del club nocturno que se convirtió en una trampa mortífera para más de 200 estudiantes universitarios brasileños.

Mientras los investigadores comenzaban a hurgar entre los escombros y las familias lloraban a sus muertos, abundan las preguntas en esta ciudad del sur de Brasil para tratar de entender, en primer lugar, cómo comenzó el fuego la madrugada del domingo, y en segundo, cómo fue que se extendió rápidamente fuera de control, desatando un incendio en el que murieron 231 personas.

¿Por qué había sólo una puerta de salida y entrada? ¿Cuál era el material inflamable en el techo que permitió que el siniestro se propagara tan rápidamente? ¿Por qué se permitió que una banda usara pirotecnia en el interior del club?

Brasil comienza luto

Este lunes familiares y amigos de las víctimas de un mortífero incendio en una discoteca en Santa Maria, al sur de Brasil, realizaron un velorio colectivo.

Este lunes familiares y amigos de las víctimas de un mortífero incendio en una discoteca en Santa Maria, al sur de Brasil, realizaron un velorio colectivo.

La Policía parece inclinarse a concluir que la pirotecnia fue la causa del incendio durante una fiesta en el club Kiss, organizada por varios departamentos académicos de la Universidad Federal de Santa María.

El inspector policial Antonio Firmino, quien forma parte del equipo que investiga el incendio, dijo que al parecer el techo del club estaba cubierto con una espuma aislante a base de un material combustible que se incendió con la pirotecnia.

Firmino dijo se investiga el número y el estado de las salidas del club, pero que al parecer había una segunda puerta que era "inadecuada", pues no sólo era pequeña, sino que estaba protegida con barrotes y no se podía abrir.

El desastre, el peor incendio de su tipo en más de una década, también plantea dudas sobre si Brasil está en condiciones de brindar suficiente seguridad en instalaciones similares durante el Mundial de fútbol del próximo año y los Juegos Olímpicos de 2016.

Brasil: reforzarán inspecciones

La policía investiga si se ocultaron pruebas del incendio en una discoteca en el sur de Brasil donde murieron 234 personas, mientras varias ciudades del país anunciaron que reforzarán la fiscalización para evitar nuevos dramas.

La policía investiga si se ocultaron pruebas del incendio en una discoteca en el sur de Brasil donde murieron 234 personas, mientras varias ciudades del país anunciaron que reforzarán la fiscalización para evitar nuevos dramas.

Según algunos críticos, muchos bares y clubes brasileños presentan las mismas condiciones para otro incendio mortal. Dicen que, además de la necesidad de modernizar los a veces obsoletos códigos de seguridad y de garantizar que haya suficientes inspectores, la gente debe cambiar de manera de pensar y respetar las regulaciones de seguridad.

Centenares de personas marcharon pacíficamente frente al club nocturno la noche del lunes para recordar a las víctimas y exigir justicia. Algunos portaban carteles con lemas como: "Que se cumpla la justicia de Dios".

"Esperamos que el sistema de justicia, a través de los responsables en la materia, logre aclarar ante la opinión pública lo que sucedió y que le ofrezca a la gente una explicación", dijo Eglon do Canto, uno de los manifestantes.

La Policía brasileña informó que hay tres detenidos en relación con el incendio, mientras que el diario O Globo dijo en su cibersitio que una cuarta persona se entregó a las autoridades. El inspector policial Ranolfo Vieira Junior dijo que las detenciones son parte de la investigación y que los sospechosos podrían permanecer privados de su libertad hasta cinco días.

Vieira se negó a identificar a los detenidos, pero los medios locales dijeron que eran dos copropietarios del club y dos miembros de la banda musical que usó una máquina generadora de chispas dentro de las instalaciones cuando estalló el fuego.