Quantcast
11:15 p.m., 7/27/2014 | 84°

Oposición rechaza diálogo del presidente en Egipto


HAMZA HENDAWI/AP | 1/28/2013, 12:11 p.m.
Oposición rechaza diálogo del presidente en Egipto
Manifestantes a favor y en contra del gobierno chocan cerca de la plaza Tahrir, en El Cairo,el domingo 27 de enero de 2013. | Khalil Hamra/AP

EL CAIRO, EGIPTO - La principal coalición opositora en Egipto rechazó el lunes el llamado al diálogo del presidente islamista a menos que responda a las exigencias planteadas, una postura que podría prolongar la más reciente crisis política que vive el país, donde la violencia que ha dejado más de 50 muertos se prolongaba por quinto día consecutivo.

En los enfrentamientos más recientes, la policía antidisturbios lanzó el lunes granadas de gas lacrimógeno a manifestantes que arrojaban piedras en el centro de El Cairo; un manifestante murió por heridas de bala, dijeron autoridades de salud y de seguridad.

El día anterior, el presidente Mohammed Morsi dijo que su gobierno respondería con firmeza a la erupción de violencia política y declaró el estado de emergencia así como un toque de queda en las zonas más afectadas por la agitación, tres ciudades ubicadas a lo largo del Canal de Suez y provincias contiguas. Efectivos militares fueron desplegados en dos de esas ciudades, en Puerto Said y Suez.

La oposición describió el estallido de disturbios como una respuesta negativa a los intentos de Morsi y la Hermandad Musulmana de monopolizar el poder en Egipto y una prueba de la incapacidad del mandatario para lograr la estabilidad o concertar reformas en el país.

Los dirigentes de la principal coalición opositora, el Frente de Salvación Nacional, desestimaron la invitación de Morsi para un diálogo con el propósito de solucionar la crisis. En conferencia de prensa, el jefe de la coalición, Mohamed ElBaradei, dijo que el llamado "carecía de forma y contenido".

Para que la oposición se sume a un diálogo, Morsi debe nombrar primero un gobierno de unidad nacional y una comisión que enmiende la controvertida constitución que fue ratificada en diciembre en referendo, afirmó ElBaradei.

Agregó que también desea que Morsi retire facultades legislativas al Consejo de la Shura, la cámara alta del parlamento que está dominada por los islamistas. El Consejo de la Shura es un organismo muchas veces inoperante cuyos integrantes fueron elegidos a principios de 2012 con el voto de menos del 10% de los electores en Egipto.

"Apoyamos cualquier diálogo si tiene una agenda clara que pueda conducir a la nación a la verja de la seguridad", dijo ElBaradei, a quien flanqueaban el ex jefe de la Liga Arabe, Amr Moussa, y el izquierdista Hamdeen Sabahi.

Visiblemente enojado y casi a gritos, Morsi prometió en un discurso televisado del domingo por la noche que no dudaría, incluso, en realizar más acciones para controlar el brote de violencia más reciente en todo el país. Al mismo tiempo, sin embargo, buscó asegurar a los egipcios que sus decisiones no devolverán al país al autoritarismo.