Quantcast
4:20 p.m., 4/18/2014 | 78°

Legisladores de Houston proponen impuestos para financiar seguridad en las escuelas

Su plan, presentado el 
mismo día que un tiroteo en Lone Star College, permitiría a los distritos escolares
plantear alzas de impuestos

Terry Langford y 
Mike Tolson | 1/27/2013, 6 a.m.
Legisladores de Houston proponen impuestos para financiar seguridad en las escuelas
Ana Leal estudiante de Lone Star College sale de las instalaciones junto a su madre Sabrina Cuellar. | Brett Coomer

HOUSTON - Los distritos escolares de Texas podrían crear distritos tributarios especiales para financiar más seguridad en los colegios, según una propuesta de tres legisladores de la zona de Houston.

La ley de seguridad en los distritos escolares de Texas permitiría que las juntas directivas de los distritos celebren elecciones para que los ciudadanos determinen si los impuestos sobre las ventas o a la propiedad deben aumentarse en esa zona con el fin de financiar más medidas de seguridad en las escuelas públicas.

“Creo que esta propuesta es una solución texana que salvará vidas sin sacrificar libertades”, expresó el senador estatal Tommy Williams, republicano de The Woodlands, que junto al senador John Whitmire, demócrata de Houston, y el representante estatal Dan Huberty, republicano de Humble, desarrollaron la medida.

Los legisladores aún están concluyendo los detalles de la propuesta, que fue presentada el martes, el mismo día en el que aún con los dolorosos recuerdos de la masacre en una escuela primaria de Connecticut, la atención nacional se dirigió al Lone Star College, en el norte del Condado de Harris.

Un tiroteo ahí revivió el temor a otro acto de violencia masiva y si bien al final no lo fue, su epicentro siguió siendo la presencia de armas en la escuela.

Hubo heridos

Dos hombres discutieron hasta que uno sacó una pistola. Minutos después, el otro individuo y un empleado del lugar yacían heridos, mientras los estudiantes que se encontraban cerca buscaban refugio temerosos.

El temor de otro ataque masivo se desvaneció pronto, pero no antes de que grupos de policías y vehículos de emergencia llegaran a los predios del recinto universitario.

Mientras paramédicos atendían a los heridos, así como a una estudiante que necesitó atención debido a un problema de salud posiblemente vinculado al tiroteo, las autoridades comenzaron a registrar la zona boscosa que rodea a la escuela en busca de un hombre armado que había escapado.

Poco después de las 2 p.m. la búsqueda cesó cuando un hombre sospechoso en el tiroteo apareció en el Northwest Medical Center. Según autoridades, este individuo podría haberse disparado accidentalmente cuando esgrimió su pistola.

Las operaciones en el campus norte del Lone Star College se reanudaron posteriormente cuando las autoridades declararon que la situación estaba segura. Estudiantes, profesores y otros trabajadores del lugar pudieron recuperar sus pertenencias y dirigirse a sus vehículos.

La razón que motivó la discusión entre los dos hombres, así como la secuencia de sucesos, sigue bajo investigación. Tampoco se sabe exactamente por qué un empleado de mantenimiento recibió un disparo.

Así, la cuestión de la seguridad ha vuelto a salir a la palestra debido a la rapidez con que una simple discusión puede convertirse en un enfrentamiento letal.

Las posiciones

La demócrata Sheila Jackson Lee, representante de Texas ante el Congreso, estaba en una conferencia sobre armas cuando se enteró del tiroteo.

“Tenemos que trabajar para garantizar que se pongan en vigor zonas libres de armas”, dijo.

“He presentado una legislación con sentido común que se centrará en proteger a nuestra nación de los accidentes y la violencia con las armas. La propuesta 65 elevará la edad para portar armas de 18 a 21 años y prohibirá que las personas menores de 21 puedan poseer armas semiautomáticas de asalto o cartuchos de balas de gran capacidad”, agregó Jackson Lee.

Sin embargo, los tres senadores de Houston que presentaron su propuesta el martes ante la Legislatura en Austin ofrecieron una posición contraria.

“Yo colocaría a oficiales de paz locales, entrenados y con licencia, en todas las escuelas de un distrito o en las escuelas que elija un distrito”, expresó Williams.

Si los votantes aprueban la creación de los propuestos distritos tributarios, las juntas escolares los administrarían, así como los fondos recaudados.

Cada distrito tendrían que celebrar audiencias públicas e idear un plan con un precio detallado antes de someterlo a la consideración de los votantes.

Los tres legisladores recalcaron que el estado no está obligando a los distritos escolares a 
tomar medidas. Eso sería una opción para recaudar fondos adicionales 
para “mejorar la seguridad y controlar los delitos”.

“Permitirá a las partes interesadas, que saben mejor lo que sus comunidades apoyan, iniciar eso”, expresó Whitmire.

Para los distritos donde el impuesto sobre las ventas esté fijado en un máximo de 8.25 por ciento, se podría considerar subir el impuesto a la propiedad.

terri.langford@chron.com mike.tolson@chron.com