Quantcast
2:39 a.m., 10/26/2014 | 60°

Obama exhorta a la igualdad en Estados 
Unidos pero ignora la economía


Al expresar la visión para su segundo mandato enfatiza la reforma inmigratoria

Richard Dunham | 1/26/2013, 6 a.m.
Obama exhorta a la igualdad en Estados 
Unidos pero ignora la economía
El presidente Barack Obama durante su discurso inaugural en la ceremonia de juramentación. |

HOUSTON - Un confiado y optimista Barack Obama inició esta semana su segunda gestión presidencial y predijo que Estados Unidos, que ha soportado varias crisis, podría renacer con más fuerza si sus líderes logran unificarse en aras del progreso en temas como los derechos de los homosexuales y la reforma al sistema de inmigración.

Cuatros años después de expresar una sombría determinación para resolver la crisis económica y los conflictos bélicos, el presidente número 44 trazó una filosofía liberal de gobierno para su segundo término que mezcla el optimismo con la acción.

“Esta generación de estadounidenses ha sido probada por crisis que han fortalecido nuestra resolución y capacidad de recuperación”, dijo Obama en su discurso de toma de posesión el lunes.

“Una década de guerra está llegando a su fin. La recuperación económica ha comenzado. Las posibilidades de Estados Unidos son ilimitadas porque poseemos todas las cualidades que exige este mundo sin fronteras: juventud y entusiasmo, diversidad y apertura, y una capacidad infinita para los riesgos y para reinventarnos.

El discurso inaugural del presidente, que tuvo una duración de 15 minutos y se produjo 50 años después del famoso discurso de Martin Luther King, I Have a Dream (Yo tengo un sueño), evocó el llamado a la igualdad lanzado entonces por King, pero con una connotación diferente en el siglo XXI.

Los ideales

Al invocar los ideales de los padres fundadores de Estados Unidos, Obama hizo historia al referirse al matrimonio entre personas del mismo sexo y la legalización de los indocumentados como prioridades modernas de derechos civiles.

Obama se convirtió en el primer presidente que pronunció la palabra “gay” en un discurso de toma de posesión.

“Nuestra obra no está completa hasta que nuestros hermanos y hermanas homosexuales sean tratados como todo el mundo bajo la ley, porque si en realidad hemos sido creados iguales, entonces el amor que nos profesamos unos a otros tiene que ser el mismo para todos”, expresó el mandatario.

“Nuestra obra no está completa sino hasta que ningún ciudadano se vea obligado a esperar durante horas para ejercer su derecho al voto. Nuestra obra no está completa sino hasta que hallemos una mejor forma de acoger a los luchadores y esperanzados inmigrantes que aún ven a Estados Unidos como la tierra de oportunidades, sino hasta que brillantes jóvenes estudiantes e ingenieros ingresen en nuestra fuerza laboral en vez de ser deportados de nuestro país”.

Una multitud entusiasmada de cientos de miles de personas soportaron el intenso frío bajo un cielo nublado para escuchar las palabras de Obama, pero la cantidad fue significativamente inferior a los entre 1.2 y 1.8 millones de estadounidenses que estuvieron presentes en el histórico discurso inaugural de 2009, el cual marcó la primera vez que un afroamericano llegaba a la presidencia del país.

Poco de economía

Aunque el discurso del lunes se enfocó en conceptos filosóficos, como la esperanza y el progreso, no ahondó en planes específicos para frenar la deuda nacional de 17 billones de dólares, incrementar el crecimiento económico y hacer recortes al gasto gubernamental, factores que fueron señalados de inmediato por republicanos escépticos.