Quantcast
2:26 a.m., 9/16/2014 | 79°

Francesa excarcelada en México vuelve a su país


SARAH DILORENZO/AP | 1/24/2013, 3:52 p.m.
Francesa excarcelada en México vuelve a su país
La ciudadana francesa Florence Cassez aparece junto a su madre Charlotte y su padre Bernard en el aeropuerto parisiense de Roissy, el jueves 24 de enero de 2013. Cassez, quien permaneció presa siete años en México por cargos de secuestro, recibió una bienvenida de heroína en la jornada, luego que la Suprema Corte del país lationamericano ordenó su liberación. | Michel Spingler/AP

PARÍS - La ciudadana francesa Florence Cassez, que pasó siete años encarcelada en México por cargos de secuestro, tuvo una bienvenida de heroína el jueves, a su llegada a París, luego de quedar en libertad por un fallo de la Suprema Corte mexicana.

Cassez fue recibida por el ministro de asuntos exteriores de Francia, Laurent Fabius, en cuanto descendió del avión, y se reuniría el viernes con el presidente Francois Hollande.

Tras su detención, juicio y sentencia original de 60 años de prisión, la libertad de Cassez se convirtió en una causa célebre en Francia, donde las principales cadenas televisivas transmitieron su regreso en directo, horas después de que los familiares de víctimas de secuestro le gritaron "asesina", mientras un convoy policial la sacaba de una cárcel en la Ciudad de México.

Dos presidentes franceses, Hollande y su antecesor Nicolas Sarkozy, apelaron por la liberación de Cassez. El miércoles, la Suprema Corte de Justicia de México ordenó que la ciudadana francesa saliera de la cárcel por irregularidades en su proceso. El caso había tensado las relaciones binacionales.

Los cinco ministros de la Corte Suprema coincidieron en que hubo violaciones a los derechos humanos de Cassez, aunque discreparon sobre si eso debería obligar a un nuevo juicio o a su liberación.

Sin embargo, Cassez aseguró que la orden de una "libertad absoluta e inmediata" ha declarado su "inocencia".

"Fui exonerada", dijo el jueves. "Sufrí como víctima durante más de siete años".

Activistas y víctimas en México se opusieron vehementemente a la orden de liberación, que para varios muestra las ineficiencias del sistema de justicia del país y afirmaciones del gobierno de busca ajustarlo para evitar errores.

"Lamento que en este y en cualquier otro caso, errores o violaciones al debido proceso impidan al Poder Judicial determinar la culpabilidad o inocencia de otra persona", dijo el jueves el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Dijo que instruyó a sus funcionarios a que la policía y los fiscales sigan a cabalidad los procedimientos legales para evitar situaciones como el de Cassez.

La esposa de una víctima de secuestro se presentó el miércoles en las inmediaciones de la cárcel en la Ciudad de México, donde se arremolinaban los reporteros a la espera de que saliera Cassez. La mujer, Michelle Valadez, de 34 años, dijo que su esposo Ignacio fue secuestrado y mantenido cautivo por tres meses durante 2005. Aseguró que fue víctima del grupo encabezado por el novio de Cassez.

"Pagamos su rescate, pero igual lo mataron", dijo la mujer a The Associated Press, entre sollozos. "No se vale que nos hayan hecho eso, no se vale que la liberen".

La primera sala del máximo tribunal mexicano resolvió con tres votos a favor y dos en contra dar un amparo a favor de la francesa. Entre las irregularidades y violaciones a sus derechos durante su detención figura el que las autoridades montaron una escena en la que fingieron ante la prensa que estaban arrestando en ese momento a Cassez.

Las violaciones al debido proceso, al derecho de recibir asistencia consular y a que se recabaran evidencias con apego a la ley fueron tan graves que invalidaron el veredicto original de culpabilidad dictado a Cassez, determinó la corte.

El caso comenzó a desatar polémica tanto en México como en Francia luego de que la policía mexicana reconoció que habían reconstruido la captura de la francesa para los medios de comunicación, un día después de que fue aprehendida.

"En este país no podemos pasar por alto que la policía obtenga sus evidencias con la alteración de pruebas", dijo Luis González Placencia, presidente de la comisión de derechos humanos de la Ciudad de México. "Nunca vamos a saber si Florence es culpable o inocente, pero sí sabemos que hay personas con nombre y apellido que son responsables de haber corrompido el proceso".

Agustín Acosta, abogado de Cassez, dijo que el fallo fue "un mensaje contundente de justicia y de respeto a los derechos humanos". Desde hace décadas, la tortura policial y la fabricación de evidencias han sido comunes en México.

"Le quiero decir que es bienvenida con todo el apoyo que necesite", expresó Hollande en televisión tras el fallo. "Quiero reconocer al sistema de justicia mexicano porque dieron prioridad a las leyes. Tuvimos confianza en él. Y ahora podemos decir que entre Francia y México, existe la mejor relación posible".