Quantcast
7:39 p.m., 11/24/2014 | 57°

Ricardo Montaner: "El ser humano está diseñado para amar a alguien"


El compositor y cantante venezolano de baladas románticas dice que es un romántico en tiempos de la 3D

Isaac Garrido\AP | 1/23/2013, 11:36 a.m.
Ricardo Montaner: "El ser humano está diseñado para amar a alguien"
El cantante y compositor venezolano Ricardo Montaner, en una foto de archivo, asegura en entrevista que el romanticismo está lejos de desaparecer. | (Foto: Sony Music)

MÉXICO- Ricardo Montaner le ha cantado al amor durante 25 años en los que ha atestiguado cómo afectan las nuevas tecnologías a la música, pero el intérprete asegura que el romanticismo está lejos de desaparecer, pues es parte de la genética humana y siempre encuentra nuevas herramientas para salir a flote.

“Podemos criticar mucho que se perdió aquello de las cartas perfumadas, de los carteros y ciertas cosas que efectivamente se perdieron y nos dan cierta nostalgia, pero por otro lado salen ciertas cosas que también son vehículos para el romanticismo”, dijo el intérprete argentino-venezolano el martes durante un almuerzo con periodistas en México, donde ofrecerá una serie de conciertos con los que inicia su gira Tour Viajero Frecuente.

“El romanticismo no tiene nada que ver con elementos (externos) es algo que viene inyectado en uno, es parte de la genética del ser humano. Hay gente más o menos fría, pero el ser humano está diseñado para amar a alguien...El hecho de que te quiten la cartero y te pongan un mensaje de texto o el Wassap no tiene nada qué ver porque uno viene diseñado para valerse de cualquier medio para comunicarse”, agregó el compositor que celebra 25 años de trayectoria con su nueva gira.

El intérprete de exitosas baladas como La cima del cielo y Tan enamorados confesó que aunque se ha sumado al uso de redes sociales, aún no encuentra en ellas la fuente de inspiración necesaria para crear nuevos temas. En cambio dijo que la inspiración le sigue llegando a la vieja usanza, tal como le ocurrió con Déjame llorar, uno de sus temas más representativos, el cual escribió en un vuelo de avión tras recibir una carta.

Aunque sigue la tradición al momento de crear música, el cantante reconoció que usa nuevas tecnologías para mantenerse vigente. En su gira se verá reflejado en un “montaje heavy” que recreará un aeropuerto y cuyo arranque tiene formato 3D.

“Yo voy a estar en 3D. Te sientas y te pones los lentes y ves todo en 3D, pero todo tiene que sincronizarse con la música. Traigo músicos nuevos, metí violines”, adelantó sobre montaje del concierto que ofrecerá el jueves en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México y que llevará a otras urbes mexicanas. “Es un poco pasear por el repertorio de toda una carrera... Es un salto adelante, es más que los dos montajes anteriores”, detalló sobre la gira que combinará con la promoción de su más reciente álbum, “Viajero Frecuente”.

Sobre el material, lanzado en diciembre y por el cual recibió un disco de oro durante su encuentro con los medios, señaló que “es el disco que me agarra en un humor muy particular, en un momento particular de mi vida. Es una transición, firmé con Sony, venía con tres años acumulados de querer entrar a estudios, (guardando) canciones que estaba escribiendo y no veía la hora de desahogarme y grabarlas. Todas tienen algo que ver con mi vida”

El cantante nacido en Argentina y criado en Venezuela no escatimó en hablar de lo que considera su mayor aportación: haber escrito e interpretado la canción perfecta.

“Creo que la canción perfecta es la que le gusta a la gente y la he encontrado varias veces”, expresó con seguridad. “Pero nunca me impongo escribir otra ‘Cima del cielo’, otro ‘Bésame’. Me voy por otro lado. O la pegas o no”, explicó el intérprete, que recién terminó su participación como uno de los coaches de la versión colombiana del concurso de televisión “La Voz”.

Por lo pronto, adelantó que ya prepara un disco en vivo, un segundo libro que lanzaría en 2014 y tiene ideas para otros álbumes de estudio en los que le gustaría abordar tangos, música mexicana, italiana y venezolana.