Quantcast
2:51 p.m., 7/25/2014 | 93°

Lone Star College reanuda sus clases


DALE LEZON | 1/23/2013, 10:17 a.m.
Lone Star College reanuda sus clases
Lone Star College | James Nielsen

HOUSTON — Lone Star College ha reanudado sus clases después del tiroteo ocurrido en la tarde del martes donde tres personas resultaron heridas.

El colegio comunitario, ubicado en 2700 W.W. Thorne, en el norte del Condado de Harris, cesó sus operaciones a eso de las 12:30 p.m. debido al incidente, pero reanudó sus operaciones en la mañana del miércoles, según indica su página web.

Una discusión entre dos hombres provocó el tiroteo, indicaron autoridades. Uno de los individuos resultó herido ya que, al parecer, el hombre armado se disparó accidentalmente en una cadera.

Un empleado de mantenimiento del colegio comuntario, descrito como un transeúnte inocente, también fue herido en el tiroteo.

Carlton Berry, de 22 años, ha sido acusado de haber disparado. Sobre él pende un cargo de asalto con agravantes mientras permanece en un hospital donde le curan la herida. Se desconoce cuál es la situación de los otros dos heridos.

Una estudiante recibió tratamiento en el lugar debido a un problema médico posiblemente asociado con el tiroteo.

Investigadores analizan qué fue lo que originó la discusión entre Berry y el otro hombre y por qué la disputa escaló a un enfrentamiento armado.

El tiroteo estremeció el normalmente tranquilo campus, donde abundan los árboles. Los estudiantes buscaron refugio cuando oyeron los disparos y algunos llamaron a sus familiares y amigos para informarles de lo ocurrido. Otros acudieron a las redes sociales en Internet.

Rohit Mistry, de 21 años y estudiante de justicia penal en el colegio comunitario, dijo que se encontraba estudiando en el tercer piso de la biblioteca cuando vio a la gente correr. Un bibliotecario pidió a los presentes que se congregaran en un salón.

“Vi gente corriendo por los alrededores. Entonces los bibliotecarios nos pidieron que fuéramos para una zona en el fondo, donde están las oficinas”, dijo Mistry.

Según Mistry, varias docenas de personas se congregaron en el salón. Algunos estudiantes lloraban y otros llamaban a sus padres.

El colegio comunitario permaneció cerrado mientras la policía investigaba. Los estudiantes fueron evacuados hasta que las autoridades consideraron que la situación estaba bajo control y se había restablecido la seguridad.