Quantcast
12:07 a.m., 7/26/2014 | 83°

Andrés Orozco Estrada, vértigo y energía colombiana para la Houston Symphony


El joven director de orquesta, de 35 años de edad, será su primer director hispano en casi cien años de historia

David Dorantes | 1/23/2013, noon
Andrés Orozco Estrada, vértigo y energía colombiana para la Houston Symphony
El director de orquesta colombiano Andrés Orozco Estrada avanza entre los músicos de la Houston Symphony y a los cuales, a partir de hoy, dirigirá como el director musical. Orozco Estrada será el primer hispano, en casi cien años de historia, al frente de la orquesta. | Karen Warren

HOUSTON- El músico colombiano Andrés Orozco Estrada transmite energía y pasión en cada palabra y gesto.

Ese vertiginoso y contagioso dinamismo podría ser un precursor de lo que podría inyectarle al cargo que desde ahora desempeña, el de nuevo director artístico de la Houston Symphony, el primer hispano en llegar a ese peldaño en los casi cien años de historia de la orquesta de la ciudad.

“Sí, tengo mucha energía, me gusta entregar toda mi energía siempre, en el podio y al mismo tiempo también toda la energía en los ensayos”, reconoce Orozco Estrada sobre sí mismo. “Hay muchos directores que se dosifican en los ensayos, o son más distantes… yo desde el primer ensayo intento entrar en la onda, pienso que en cada momento en que haces música tienes que estar disfrutando al máximo”, expresa.

Orozco Estrada fue presentado el miércoles en el Jones Hall como el director artístico de la Houston Symphony para los próximos cinco años. Sustituye al director de orquesta austríaco Hans Graf, quien se desempeñó en el cargo desde 2001.

El músico colombiano llega con la experiencia de ser el director musical de la Tonküestler Orchestra de Viena, Austria, y de la Orquesta Sinfónica de Euskadi, en el San Sebastián, España. Ambos puestos los ocupa desde 2009 y, a finales de la primavera de este año, los dejará para mudarse a Houston.

Orozco Estrada, de 35 años, actúo al frente de la Houston Symphony en octubre del 2012 cuando dirigió un concierto con obras del compositor romántico francés Héctor Berlioz. Dos semanas después, regresó a Houston desde Viena, donde reside junto a su esposa y su hija, y dirigió un concierto privado para los miembros del comité de la junta directiva de la orquesta que estuvo encargado de buscar al sustituto de Graf.

“Al estar aquí, el año pasado, encontré una orquesta de un muy buen nivel y al mismo tiempo con mucha disposición de probar cosas diferentes y esto me sorprendió muy positivamente… llegué y la orquesta muy seria, pero al mismo tiempo recibiendo mis indicaciones y eso hizo que yo me sintiera muy a gusto”, rememora Orzco Estrada sobre su primera experiencia al frente de la Houston Symphony.

Sin embargo, lo que el músico colombiano llama su prueba de fuego es haber dirigido el concierto privado en el que condujo obras de los compositores alemanes Ludwig van Beethoven y Johannes Brahms y del compositor ruso Sergei Rachmaninof.

Prueba de fuego

“Hicimos un ensayo privado, funcionó muy bien… era una prueba de fuego, muy expuesta, para todos, pero especialmente para mi. Yo dije: ‘Hago lo que hago y lo que sé hacer, y si funciona, maravilloso, y si no, pues no pasa nada’”, recuerda Orozco Estrada sobre el concierto que, al final, le dio la plaza al frente de la Houston Symphony.

Orozco Estrada comenzó su carrera musical en la niñez, como estudiante del Instituto Musical Diego Echavarría de su ciudad natal, Medellín, en donde, rememora, alternaba el estudio del violín, los estudios académicos y su pasión como portero de fútbol ya que es un confeso seguidor del equipo Atlético Nacional de Medellín.