Quantcast
11:11 a.m., 4/23/2014 | 76°

Funcionarios de Texas quieren combatir el fraude en vez de ampliar la cobertura del Medicaid

PEGGY FIKAC y TERRI LANGFORD | 1/17/2013, 2:37 p.m.
Funcionarios de Texas quieren combatir el fraude en vez de ampliar la cobertura del Medicaid
Dos mujeres esperan en Nuestra Clinica Del Valle, en San Juan, Texas. | Eric Gay / AP

AUSTIN — Funcionarios estatales se oponen a la recomendación de permitir a los condados que usen ingresos locales para cubrir los gastos de ampliar la cobertura del Medicaid y alegan que en vez de eso están tratando de detectar casos de fraude y mejorar la calidad de la atención médica en el programa estatal de 30,000 millones de dólares para personas pobres que carecen de seguro médico.

El vicegobernador David Dewhurst dijo el miércoles que la ampliación de la cobertura del Medicaid bajo la ley sanitaria del gobierno federal no es posible “en estos momentos”.

Dewhurst agregó que no apoyó la opción condal recomendada por la junta de presupuesto de la Legislatura, que citó la propuesta como una forma de ayudar a los condados a aliviar los costos de la atención médica caritativa.

En su lugar, Dewhurst se inclinó a favor de una legislación presentada por la presidente de la Comisión de Salud y Servicios Humanos del Senado, Jane Nelson, republicana de Flower Mound, cuyos esfuerzos para combatir el fraude abarcan zonas que incluyen abusos del programa de transporte del Medicaid, auspiciado por el estado, para que niños y familias puedan ir a las clínicas y a los consultorios médicos.

El Houston Chronicle reportó el año pasado que el uso del servicio de transporte pagado por Medicaid y de los vehículos para trasladarse a clínicas de terapia de rehabilitación pediátrica eran mayores en la zona del Valle de Río Grande que en otras regiones del estado.

Falta de servicio

Una auditoría reciente del programa de transporte halló que algunos padres usan el servicio para viajes no autorizados.

“Lo que hemos hallado son anécdotas de algunas personas que usan esta vía para desplazarse por la ciudad”, dijo Stephanie Goodman, portavoz de la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas, que supervisa el Medicaid.

Varias formas de fraude al Medicaid entre 2004 y 2011 sumaron un total de más de 6,000 millones de dólares en Texas.

Otra medida en la que Nelson se concentra es en cómo mejorar la atención médica a largo plazo para los ancianos y los incapacitados.

Para el estado es importante tomar medidas para impedir que los proveedores cometan fraude, según Bee Moorhead, directora ejecutiva del grupo de activistas Texas Impact.

Sin embargo, Moorhead agregó que la legislación presentada el miércoles “no es la clave del problema”.

“El mayor problema del Medicaid en Texas es que mucha gente que debería tenerlo no lo tiene”, dijo Moorhead.

Según Moorhead, más de un millón de niños pueden optar por asistencia médica, pero no reciben esos servicios. Asimismo, destacó que Texas tenía la oportunidad de agregar 1.6 millones de personas al Medicaid a través de su ampliación.

La ley federal de atención médica ofrece una expansión de Medicaid para adultos de bajos ingresos que no tienen cobertura de salud con un programa tradicional. Alrededor de uno de cada ocho texanos, principalmente niños, depende del Medicaid para recibir atención médica y cuidados a largo plazo.

El gobierno federal cubriría el costo de los servicios extendidos durante los primeros tres años. Después de eso, los estados se encargarán del costo que puede ser de hasta un 10 por ciento.