Quantcast
6:19 p.m., 4/18/2014 | 78°

Plan para proteger barrios hispanos de inundaciones en Houston

Es uno de los objetivos prioritarios de un proyecto que el Concejo del Ayuntamiento acaba de aprobar

Álvaro Ortiz | 1/16/2013, 12:37 p.m.
Plan para proteger barrios hispanos de inundaciones en Houston
Ovidio Espinosa, un jardinero que trabaja en el suroeste de Houston, ha visto inundaciones en la zona. | Fotos de Gary Fountain

HOUSTON - Un plan del Ayuntamiento de Houston para mejorar las infraestructuras contra los efectos de tormentas y huracanes, y sobre todo de inundaciones, beneficiará a varios vecindarios con un alto número de hispanos.

El plan, llamado Plan de Mitigación de Peligros (HMP, por sus siglas en inglés), y con un costo de casi 31 millones de dólares, fue aprobado el día 9 por el Concejo de Houston y preparado por la Oficina de Manejo de Emergencias del Ayuntamiento (OEM, por sus siglas en inglés).

Uno de los proyectos más ambiciosos del HMP es mejorar el sistema de drenaje de cuatro vecindarios de los cuales tres, según el Ayuntamiento, tienen un porcentaje de residentes hispanos superior al 40 por ciento.

Todas son áreas ubicadas en el suroeste de Houston: Sharpstown, que tiene 58 por ciento de hispanos, Braeburn, con un 53 por ciento, y Westmoreland, con un 41.

El cuarto vecindario es Maplewood, localizado también en el suroeste, donde casi un 20 por ciento de los residentes son latinos.

En estos cuatro vecindarios el Ayuntamiento registró 217 incidentes de 2002 a 2012 en los que la acumulación de agua causó daños materiales y pérdidas a los vecinos que pueden atribuirse a las deficiencias del sistema de drenaje, según el HMP.

“La densidad de población en el suroeste de Houston justifica estos proyectos”, dice el concejal Mike Laster, que representa el distrito J, al cual pertenecen Sharpstown y Braeburn.

Según Laster, su distrito, que contiene unos 180,000 residentes, tiene una particularidad.

“Lo que nos diferencia es que nuestra densidad de población triplica la del resto de la ciudad”, dice Laster.

“Nosotros tenemos 9,000 personas por milla cuadrada, mientras que el resto de Houston tiene 3,000”, señala el concejal, quien agrega que, en gran medida, eso se debe a la multitud de complejos de apartamentos ubicados en el área.

photo

Tuberías como ésta, llamadas culverts, se ensancharán para mejorar el drenaje.

Tuberías más grandes

Según el portavoz de la Oficina de Manejo de Emergencias del Ayuntamiento, Michael Walter, el plan aprobado por el Concejo para estos tres vecindarios dicta que los ingenieros del Departamento de Obras Publicas del Ayuntamiento mejoren los sistemas de alcantarillado, así como los denominados culverts, las gigantescas tuberías que transportan el agua que se acumula en las calles cuando llueve desde las alcantarillas hasta los afluentes que rodean Houston, popularmente conocidos como bayous.

Según Walter, la intención del Ayuntamiento es agrandar y ensanchar las tuberías que drenan los siete vecindarios incluidos en el HMP, pero también es posible que se construyan tuberías nuevas.

“Yo pienso que sí es una buena idea porque aquí las calles para llegar a los apartamentos se inundan mucho”, dice Ovidio Espinosa, un mexicano que lleva 12 años viviendo en Houston y que trabaja en una empresa de jardinería que corta el césped de varios complejos de apartamentos de la zona.

David Hernández, vicepresidente de la asociación de vecinos de una de las subdivisiones del área, asegura que el peligro de inundación es algo con lo que él y sus vecinos tienen que convivir durante todo el año porque sus casas están ubicadas muy cerca del Bayou Braes.