Quantcast
6:11 a.m., 11/24/2014 | 52°

Opinión: Entre premios, egos y la esencia del fútbol


Bajo la lupa

GERMÁN FERNÁNDEZ-MOORES | 1/10/2013, 10:15 a.m.
Opinión: Entre premios, egos y la esencia del fútbol
Cristiano Ronaldo, Andrés Iniesta y Lionel Messi (de izq. a der.), en la gala de la FIFA en Suiza. | OLIVIER MORIN

HOUSTON - El mismo día, a ambos lados del Océano Atlántico, dos eventos reflejaron lo trivial y lo trascendental que puede resultar el fútbol: el deporte más popular del planeta.

De un lado, Lionel Messi recibía el lunes por cuarto año en forma consecutiva el Balón de Oro al mejor jugador del mundo, algo que estaba cantado de antemano por las impresionantes marcas que batió el argentino en otra gran temporada.

Si bien su hazaña no tiene precedentes, hay que considerar que las reglas antes excluían a no europeos, jugaran o no en clubes de Europa, y de esa forma nunca han tenido en cuenta al brasileño Pelé o el argentino Diego Maradona, por ejemplo.

Sin embargo, más allá del gran nivel que ha alcanzado Messi con sólo 25 años, la comidilla en algunos medios de comunicación y, con certeza, en las redes sociales ha sido el traje que vistió en la gala de premiación.

Está claro que las pintitas blancas sobre el traje negro lo asemejaban a un mago en una metáfora acertada teniendo en cuenta lo que hace con el balón. Pero por más atrevimiento que tenga, fuera de la cancha a Messi le será difícil superar la pinta del egocéntrico atacante portugués Cristiano Ronaldo, quien además de aparecer con su aire de 007 asistió a la gala en Suiza con su despampanante novia, la modelo rusa Irina Shayk.

Más tarde esa misma jornada, en Newtown, Connecticut, muy lejos de Europa pero bien cerca de los corazones de muchos estadounidenses al menos hubo lugar para algo importante. Algo que más allá de las trivialidades, demuestra la trascendencia que tiene este deporte.

Entusiasmados por una iniciativa del presidente del Dynamo, Chris Canetti, muchas personalidades del fútbol estadounidense participaron del evento Soocer Night in Newtown con la idea de llevar algo de alegría a una comunidad golpeada recientemente por la matanza en la escuela primaria Sandy Hook.

Los jugadores Brian Ching, Ricardo Clark, Corey Ashe y Cam Weaver estuvieron junto a Canetti entre los representantes del Dynamo, mientras que estrellas internacionales de ahora y de antes también dieron una mano.

Landon Donovan, del campeón Los Angeles Galaxy, los ex mundialistas Alexi Lalas y Cobi Jones, la ex estrella de la selección femenina Mia Hamm y muchos más se acercaron voluntariamente y ofrecieron una clínica que sirvió para el desarrollo del fútbol, pero también como una lección de vida.

Germán Fernández-Moores es el editor de Deportes de La Voz gf.moores@chron.com 
Sigue a GFM en twitter: @GermanFMoores