Quantcast
2:14 p.m., 10/23/2014 | 79°

‘Muffins’ para encantar a tus hijos


Invita a los chicos a la cocina a 
preparar panecillos 
nutritivos y deliciosos

Family Features | 1/9/2013, 9:21 a.m.
‘Muffins’ para encantar a tus hijos
Panecillos de calabaza y maní para dar energía al día. | Family Features

Es mucho más probable que los niños coman cuando ayudan a cocinar o a hornear, así que si quieres sentarlos a la mesa vale más llevarlos primero a la cocina.

No será difícil. Primero se divertirán contigo midiendo y colocando ingredientes, batiendo, sirviendo y rociando.

Después disfrutarán comiendo estos deliciosos muffins (panecillos) orgullosamente preparados por ellos mismos que incorporan ingredientes nutritivos como la mantequilla de maní, la cual contiene proteínas, fibras y grasas que pueden proporcionar energía duradera, o bien cítricos como la naranja, que son una fuente de vitamina C.

Panecillos de 
calabaza y maní

Rinde: 12 panecillos

1 taza de harina multipropósito

1 taza de harina para pastelería de grano entero

1 cucharadita de salsa de pastel de calabaza

1 cucharadita de polvo para hornear

½cucharadita de sal

½cucharadita de canela molida

¾taza de azúcar morena oscura

3 cucharadas de melaza no sulfatada

3 cucharadas de aceite de canola

2 huevos grandes, separados

1 taza de calabaza en lata (sólida)

1 cucharadita de extracto de vainilla

¾taza de suero de leche reducido en grasa

¾taza de maníes tostados, salados, triturados, divididos

aceite en aerosol

Precalienta el horno a 400 °F.

Cubre un molde para 12 panecillos con aceite en aerosol o coloca moldes de papel.

En un recipiente mediano, bate los primeros seis ingredientes hasta integrar.

En un recipiente grande, bate el azúcar morena, la melaza, el aceite y un huevo hasta incorporar.

Agrega el otro huevo, la calabaza y la vainilla, y bate nuevamente hasta incorporar.

Agrega gradualmente la mezcla de la harina para 
humedecer los ingredientes.

Alterna con el suero de leche hasta incorporar. Ten 
cuidado de no batir demasiado.

Agrega ½ taza de maníes.

Coloca la preparación en el molde para panecillos y llénalos hasta unas ¾ partes.

Rocía la parte superior de cada panecillo con la taza restante (¼) de maníes picados.

Hornea hasta que estén 
esponjosos y dorados y hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio, 
aproximadamente 20 minutos.

Deja enfriar los panecillos en el molde o en una rejilla de metal durante 15 a 20 minutos.

Si no has utilizado papel, desliza un cuchillo alrededor de los bordes de los panecillos para separarlos del molde.

Sírvelos tibios o fríos; 
guárdalos en un recipiente 
hermético, en una bolsa plástica resellable durante 4 días, como máximo, o en el congelador durante 4 meses, como máximo.

Panecillos de arándanos y 
naranja

Tiempo de preparación: 20 minutos

Raciones: 16

1¾ taza de harina de trigo

1 taza y una cucharada de azúcar

4 cucharaditas de polvo de hornear

2 tazas de cereal de avena Honey Bunches

¾ taza de leche

1 huevo

1 cucharadita de ralladura de corteza de naranja

1

3taza de jugo de naranjas

2½ cucharadas de aceite

1 taza de arándanos frescos o congelados, picados en trocitos

Calienta el horno a 375° F.

En un recipiente grande, combina el polvo de hornear con una taza de azúcar y la harina de trigo.

Mezcla una taza de cereal con la leche en otro recipiente.

Déjalo reposar tres 
minutos.

Agrega el huevo, la 
ralladura de naranja, el jugo de naranja y dos cucharadas de aceite.

Revuelve para mezclarlo todo bien.

Añade la mezcla de harina, azúcar y polvo de hornear. 
Revuelve para combinarlo todo. No importa que se 
formen grumos.

Agrega los arándanos.

Combina el resto del 
cereal con una cucharada de azúcar y una cucharada de aceite.

Usa un molde para hacer 16 muffins y coloca una 
envoltura de papel para 
los panecillos en cada 
compartimento.

Echa una cucharada en cada uno y cúbrelos con un poco de la última mezcla 
de cereal que preparaste.

Introduce el molde en 
el horno durante aproximadamente 22 minutos o hasta 
que los panecillos estén 
dorados y cuando insertes

un palillo de dientes en el centro, éste salga limpio.

Deja que se refresquen en el molde durante cinco minutos.

Puedes servirlos calentitos o fríos a temperatura ambiente.