Quantcast
12:46 a.m., 7/23/2014 | 80°

México promulga ley que protege víctimas de crimen


ADRIANA GOMEZ LICON / AP | 1/9/2013, 5:43 p.m.
México promulga ley que protege víctimas de crimen
Varias personas alzan fotos de presuntas víctimas de crímenes durante un acto en el cual el presidente mexicano Enrique Peña Nieto promulgó una que permitirá compensar a las personas que puedan probar que fueron víctimas del delito, en la residencia presidencial de Los Pinos, México, miércoles 9 de enero de 2013. . 9, 2013.La Ley General de Víctimas obliga a autoridades locales y federales a proporcionar ayuda y asistencia a víctimas de crímenes. | Eduardo Verdugo / AP

MEXICO - El presidente mexicano Enrique Peña Nieto promulgó el miércoles la ley que permitirá compensar a las personas que puedan probar que fueron víctimas del delito, la cual fue impulsada por grupos que se oponían a la ofensiva armada contra el narcotráfico lanzada en diciembre de 2006.

La Ley General de Víctimas obliga a autoridades locales y federales a proporcionar ayuda y asistencia a víctimas de crímenes. También contempla compensar a familias cubriendo costos de salud, atención siquiátrica y ordena la creación de un fondo de ayuda y un registro nacional de víctimas. La ley no detalla cuánto dinero se destinará al fondo pero dicta que será la Cámara de Diputados quién proveerá los recursos necesarios.

"Con esta ley, el estado mexicano aspira a regresar esperanza y consuelo a las víctimas y a sus familiares", dijo Peña Nieto. "Hay un México lastimado por la delincuencia. Las víctimas son quienes más han sufrido. Hay miles de personas que han perdido, lamentablemente, a un ser querido, a sus hijos, esposos o hermanos".

La norma entrará en vigor en 30 días. Autoridades locales y agencias federales que atienden a víctimas están obligadas a cambiar sus protocolos y reglamentos conforme a la ley a más tardar seis meses después de que entre en vigor.

La ratificación de la ley se convirtió en uno de los principales reclamos de los grupos sociales en medio de la violencia de la delincuencia organizada que ha afectado diversas zonas del país y provocado decenas de miles de muertos en los últimos años. Algunos documentos recientes del gobierno entrante calcularon que 70.000 personas han muerto en ataques relacionados al narcotráfico, pero la última cifra oficial que abarcó desde diciembre de 2006 a septiembre de 2011, estimó 47.500 muertes.

La iniciativa de ley fue aprobada por la Cámara de Diputados en abril de 2012.

El entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012) interpuso un recurso ante la Suprema Corte para frenar la ley, pero Peña Nieto dijo el primer día de su mandato que él cesaría el litigio y promulgaría la ley de víctimas tal y como el congreso la había aprobado.

Peña Nieto puntualizó que la ley reconoce derechos a las víctimas y obliga a autoridades a respetarlos y además crea instancias para establecer sistemas de control.

"Es el inicio de toda una red de protección por parte del estado mexicano para las víctimas", dijo Peña Nieto.

El representante en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Javier Hernández Valencia, aplaudió la promulgación de la ley en un comunicado.

"Es un paso necesario, significativo y de plena legitimidad en el camino de dotar a las mexicanas y mexicanos de una política de Estado y de mecanismos eficaces que garanticen sus derechos cuando se enfrentan a la lacerante situación de dolor y precariedad", dijo Hernández.

Algunos grupos, sin embargo, expresaron inconformidad y señalaron que hay "debilidades" que ponen en riesgo su cumplimiento.

Entre los quejas que señaló la organización civil México SOS, fundada por un empresario cuyo hijo fue secuestrado y asesinado, está que sólo atiende víctimas de crímenes federales, deja fuera la participación de grupos de sociedad civil y no precisa cómo reparara el daño con las víctimas y qué definirá una víctima bajo la ley.

"Sabemos que toda ley es perfectible, sin embargo nos preocupa que esta normatividad no alcance a cumplir con los objetivos en materia de derechos humanos", advirtió Alejandro Martí, presidente de México SOS.