Quantcast
8:48 p.m., 4/24/2014 | 78°

El miércoles comienza la votación anticipada por el puesto de Gallegos en el Distrito 6

JOE HOLLEY | 1/8/2013, 2:10 p.m.
El miércoles comienza la votación anticipada por el puesto de Gallegos en el Distrito 6
En esta foto de archivo del 10 de marzo 2009, el senador Mario Gallegos, habla durante una reunión del Senado de Texas en Austin, Texas. | Harry Cabluck / AP

HOUSTON - Aunque la mayoría de los texanos se sienten contentos por haber dejado atrás el período electoral al menos durante un tiempo, residentes del distrito 6 se están preparando para ir a las urnas en las próximas semanas.

Esta elección especial es para ocupar el cargo dejado por el senador Mario Gallegos, quien fue elegido el 6 de noviembre después de su muerte. Este proceso electoral está previsto para el 26 de enero y la votación anticipada comienza el miércoles.

Como hay ocho candidatos en la contienda para ocupar este puesto en un distrito de mayoría demócrata que incluye East End de Houston, es probable que el proceso se reduzca a una batalla entre dos destacados demócratas: la representante Carol Alvarado, cuyo distrito del Congreso se superpone a una parte del distrito del Senado, y la ex comisionada del Condado de Harris Sylvia García.

Otros aspirantes son R. W. Bray, el republicano que perdió frente a Gallegos en el pasado otoño; los demócratas Susan Delgado, Joaquín Martínez y Rodolfo Rudy Reyes, así como los republicanos Dorothy Olmos y la candidata del Partido Verde María Selva.

Si se necesita una segunda vuelta, lo cual es probable con tantos candidatos, la misma se celebrará entre el 23 de febrero y el 9 de marzo. El gobernador Rick Perry planificará la fecha exacta.

Tanto García como Alvarado son políticas veteranas con credenciales y reconocimientos dentro del distrito. Los otros seis candidatos tienen poca o ninguna experiencia en cargos públicos y sus nombres no son muy conocidos.

Contrastes en la contienda

La contienda se caracteriza por “una dinámica de modesto activismo frente a la corriente principal, con activistas que se inclinan a favor de García y los otros a favor de Alvarado”, dijo el científico político Mark Jones, de la Universidad de Rice. “Sin embargo, el patrón no está bien definido, muchos demócratas de la corriente principal apoyan a García y numerosos activistas respaldan a Alvarado”.

Ambas tienen posturas similares en la mayor parte de los asuntos, aunque Alvarado cita sus dos términos en la Cámara de Representantes de Texas como una experiencia que le permitirá ser una senadora más eficaz.

Gallegos, un mentor suyo, le dio su respaldo en su lecho de moribundo. Asimismo, Alvarado cuenta con el apoyo de la Asamblea Afroamericana en la Legislatura de Texas y de los senadores estatales Rodney Ellis, de Houston, y Leticia Van de Putte, de San Antonio.

“La educación será el tema clave y la atención sanitaria tendrá el segundo lugar”, dijo Alvarado, quien fue elegida en el pasado otoño para su tercer término en la Cámara de Representantes de Texas. Ella se opone al sistema de cupones para la educación y, de resultar elegida, se esforzará por incrementar el financiamiento para la educación vocacional. Los legisladores recortaron 5,400 millones de dólares a la educación pública en la última sesión legislativa.

García, ex presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos, dijo que ha tenido que lidiar con la Legislatura en muchas ocasiones como funcionaria pública. Asimismo, señaló que representó a más del 75 por ciento del distrito como comisionada condal.