Quantcast
7:58 p.m., 10/25/2014 | 71°

Rivales de Houston en educación trabajan juntos por el bienestar de sus estudiantes


1/7/2013, 11:03 a.m.
Rivales de Houston en educación trabajan juntos por el bienestar de sus estudiantes
Spring Branch es uno de los pocos distritos escolares en la nación que se ha acercado a sus rivales y ha permitido este año que los programas YES y KIPP comiencen a funcionar en dos escuelas intermedias de dicho distrito. | TODD SPOTH

HOUSTON - Durante un desayuno que se celebra una vez al mes, algunas personas que no suelen reunirse con mucha frecuencia se sientan a la misma mesa: el superintendente del distrito escolar de Spring Branch y dirigentes de las escuelas chárter KIPP y YES.

Tradicionalmente, los funcionarios de las escuelas chárter y los distritos escolares compiten entre ellos por fondos estatales, estudiantes y posiciones. Sin embargo, Spring Branch es uno de los pocos distritos escolares en la nación que se ha acercado a sus rivales y ha permitido este año que los programas YES y KIPP comiencen a funcionar en dos escuelas intermedias de dicho distrito.

Estudiantes de escuelas diferentes interactúan en clases electivas, mientras que los maestros visitan sus aulas para obtener ideas y funcionarios de alto rango intercambia estrategias y discuten todos temas difíciles y de interés.

Mike Feinberg, co-fundador del Programa Knowledge is Power, dice que ha llegado el momento de que los distritos escolares y las escuelas chárter “dejen de comportarse como perros y gatos para trabajar juntos”.

La gran pregunta ahora es si esta asociación nueva dará lugar a que los estudiantes reciban una educación mejor. La Fundación Bill & Melinda Gates cree tan firmemente en la cooperación que hizo una donación de 2.1 millones de dólares a esta colaboración en Spring Branch. La fundación ha donado un total de 25 millones de dólares a siete distritos escolares de la nación.

El programa YES Prep ha asumido el control de la segunda planta de la escuela intermedia Northbrook, en el distrito escolar de Spring Branch, donde había varias aulas vacías. Banderines de color turquesa cuelgan de los techos en la zona ocupada por YES con letreros que dicen: “Damos el ciento por ciento cada día” y “Los estudiantes de hoy son los líderes de mañana”.

Alrededor de 140 estudiantes de sexto grado participan en la clase inaugural de YES. Los chicos procedentes de familias de bajos ingresos tuvieron prioridad para solicitar ingreso en el programa y luego fueron escogidos mediante un proceso de lotería.

Maestros de guardia

El programa KIPP en la escuela intermedia Landrum comienza en quinto grado y sigue la configuración de grados típica de las escuelas chárter. Otros letreros inspiracionales cuelgan del techo.

El programa chárter mantiene a los estudiantes en la escuela por más tiempo cada día. Unos 90 minutos adicionales en YES y más de dos horas extras en KIPP. Los maestros de las escuelas chárter, muchos de los cuales tienen menos experiencia, realizan estudios para certificarse mientras trabajan y básicamente están de guardia las 24 horas del día, los siete días de la semana, y sus estudiantes tienen los números de sus teléfonos móviles.

Jennifer Rivera, maestra de matemática en la escuela de Northbrook, dijo que en un inicio los maestros estaban nerviosos con la llegada del programa YES porque temían perder sus empleos. Sin embargo, agregó que se sintió entusiasmada después de visitar la escuela YES, donde vio a estudiantes leyendo y hablando de sus deberes a la hora de almuerzo.