Quantcast
1:59 a.m., 10/24/2014 | 58°

Un ‘hobby’ te puede ayudar a obtener empleo


Tus pasatiempos pueden coincidir con el tipo de trabajador que busca la empresa

L. M. SIXEL | 1/5/2013, 6 a.m.
Un ‘hobby’ te puede ayudar a obtener empleo
Lo que haces en tu tiempo libre te puede dar habilidades para un cierto empleo. | Ric Francis / AP

HOUSTON - Es una práctica de sentido común averiguar un poco sobre el pasado de cualquier persona que solicite un empleo, pero ahora hay una razón científica para prestar mucha atención al historial académico, las experiencias de trabajo voluntario y los intereses personales en los ratos de ocio.

La gente suele simpatizar con otras personas afines, pero la personalidad o el sentirse cómodo no es el factor clave en eso, según Lauren Rivera, profesora adjunta de Gerencia, Organización y Sociología de la Universidad Northwestern.

Se trata de experiencias similares, según Rivera, cuyo estudio ha sido publicado recientemente en la revista American Sociological Review. Hay que pensar en términos de “igualdad cultural”.

Cuando una empresa no cuenta con herramientas específicas de evaluación, y muchas no las tienen, los responsables de contratar personal tienden a definir el éxito mirándose en un espejo, explica Rivera.

Experiencias similares

Por ejemplo, si piensan “comprendo lo que es ser el editor de un periódico escolar”, observarán a los solicitantes de empleo de forma más favorable si tienen ese tipo de experiencia.

Si ese mismo responsable de contratación de personal no ha tenido experiencias similares a las del solicitante, por ejemplo, nunca ha realizado trabajo voluntario en una iglesia, entonces falta la similitud cultural y es probable que el solicitante no consiga el empleo.

Rivera se propuso estudiar las prácticas de contratación de tres industrias que pagan buenos salarios: inversiones bancarias, asesoría gerencial y servicios legales. Al principio, ella incluso creyó que serían asuntos de género o preferencias sexuales los que terminarían explicando por qué algunos graduados universitarios obtienen puestos excelentes mientras que otros no.

Sin embargo, no resultó así, según Rivera, quien entrevistó a 120 funcionarios encargados de contratar trabajadores y se instaló en un departamento de recursos humanos para observar de cerca el proceso.

Cuando quedaba claro que el solicitante había pasado los obstáculos principales que, por lo general, tenían que ver con la inteligencia, el prestigio académico (dónde se graduaron) y las buenas calificaciones, entonces la situación se reducía a actividades de ocio compartidas y experiencias personales similares, según Rivera.

Enfoque estructurado

Sin embargo, las empresas que tienen un proceso de entrevistas más estructurado no tienden a apoyarse mucho en las similitudes culturales, indica la experta. Tampoco lo hacen los empleadores para quienes las destrezas técnicas son importantes. Por ejemplo, los ingenieros civiles no son contratados con base en intereses comunes sobre el golf, como tampoco lo son los neurocirujanos.

A Sharon Birkman Fink no le sorprenden los hallazgos del estudio, ya que las experiencias compartidas son importantes para la gente, dice. Fink es presidenta de la empresa Birkman International, con sede en Houston, que se dedica a la creación de evaluaciones psicológicas laborales.

Fink recomienda al personal responsable de la contratación de personal que haga el proceso de selección lo más estructurado y sistemático posible. Por ejemplo, hay que ser capaz de captar el interés de un candidato en el trabajo en cuestión.

Recientemente, a Fink le pidieron que evaluara a un equipo gerencial cuyo desempeño era deficiente. Resultó que todos estaban capacitados para hacer su trabajo menos el director de finanzas. “Pude darme cuenta de eso en dos segundos”, afirma Fink.

Ese puesto exige un fuerte interés en los números, en cuestiones administrativas y en el trabajo de oficina. Sin embargo, el director de Finanzas no tenía ninguno de esos intereses. Tampoco era una persona orientada a los detalles.

La estrategia

¿Qué puedes hacer para mejorar las probabilidades de que te contraten? Si quieres trabajar en una gran empresa, debes cultivar tu vida extracurricular, aconseja Rivera. Hay que estar preparado para la pregunta “¿qué haces en tu tiempo libre?”.

Cuando vayas a una entrevista de trabajo, debes estar atento a ciertas señales. Por ejemplo, si ves una foto en un centro de esquiar sobre el escritorio y te gusta practicar ese deporte, puedes comenzar a hablar sobre eso. Claro, la conexión cultural debe ser genuina. No digas que te gusta correr en maratones o practicar el alpinismo si no es cierto.