Quantcast
12:41 a.m., 4/18/2014 | 63°

Opinión: Cuando los futbolistas aficionados imitan a los profesionales

Nuestras ligas

DIEGO LÓPEZ-MARADONA | 1/2/2013, 11:59 a.m.
Opinión: Cuando los futbolistas aficionados imitan a los profesionales
Diego López-Maradona | Dave Rossman

HOUSTON - En nuestras ligas hay futbolistas aficionados que imitan o intentan emular a los jugadores profesionales, lo cual me parece algo totalmente normal.

Desde el uso de la indumenta deportiva adecuada para la práctica del deporte, llámese espinilleras, canilleras o shin guards y tobilleras, hasta el necesario calentamiento precompetitivo.

La manera en la que se preparan para jugar un partido, el calentamiento de los musculos antes de comenzar el juego, es algo que antes no se hacía. El jugador, en épocas anteriores, llegaba al campo de juego, se vestía con el uniforme de su equipo, salía al terreno y comenzaba el partido. No existía en su language el calentamiento precompetitivo, ni siquiera en el invierno.

Por eso es que había muchas lesiones musculares y por la cual estaban bastante tiempo fuera de actividad, porque no iban a hacerse revisar por un médico, un kinesiólogo. Dejaban que la lesión que ellos mismos se producían al no calentar sus músculos antes de la competencia sanara por sí misma.

Eso ha cambiado. Ahora el jugador amateur es consciente que si durante la semana no entrena, no ejercita sus músculos de la forma adecuada no puede rendir en el campo de juego los fines de semana. Tambien sabe que si no hace ejercicios precompetitivos antes de un partido puede lastimarse y estar alejado de actividades deportivas por el tiempo que el médico se lo indique. Ahora el jugador, cuando tiene una lesión muscular, ya no acude a un sobador como antes. Ahora visita a un especialista, alguien que le solucione el problema para poder seguir con sus actividades deportivas.

La parte negativa de imitar a los profesionales es que siguen fingiendo faltas, tratando de engañar al árbitro para sacar algún tipo de ventaja, ya sea ganando un tiro libre o un penal.

Ustedes se preguntarán qué hay de nuevo en esto si siempre existieron los jugadores-actores. Yo también lo he llegado a hacer para tratar de beneficiar a mi equipo, pero lo malo es que a eso ahora se le agregó reclamarle al árbitro para que muestre una tarjeta a un rival.

Muchas veces un jugador que finge una falta ni siquiera llega a tocar el suelo cuando en el aire ya le está haciendo el gesto de la tarjeta al árbitro.

En vez de imitar estas actitudes o costumbres de los profesionales, los jóvenes tendrían que esforzarse en mejorar cada día para que en el momento que tengan la oportunidad de probarse en un equipo profesional o ganarse una beca de estudio en alguna universidad por medio del fútbol, puedan llegar a tener éxito por méritos propios.

Diego López-Maradona es un ex futbolista profesional, sobrino del ex astro argentino Diego Maradona y que vive en Houston desde hace más de 15 años. Actualmente está relacionado a la organización de ligas de aficionados en el área de Houston. E-mail: diegol.sportsculture@gmail.com