Quantcast
10:59 p.m., 12/21/2014 | 55°

El lenguaje Braille ofrece esperanzas a mujeres en la cárcel


ALLAN TURNER | 1/1/2013, 6 a.m.
El lenguaje Braille ofrece esperanzas a mujeres en la cárcel
Alexa Garza, de 33 años, cumple 20 años por asesinato, trabaja con los gráficos digitales táctiles en Braille en las instalaciones de la prisión de Mountain View para mujeres donde se traducen los libros de texto en Braille para los ciegos, en Gatesville. | Johnny Hanson

GATESVILLE — Connie Stone reconoce cierto grado de ironía en su vida. Graduada de la universidad en Justicia Criminal, esta mujer de Dallas ha cumplido 11 años de una condena de 40 años por pedir que se cometiera un asesinato.

Una vez considerada como legalmente ciega, un defecto que luego se corrigió con cirugía, Stone pasa gran parte de su tiempo en la unidad Mountain View, una cárcel estatal para mujeres, donde traduce libros de texto, toma apuntes y se ocupa de otros materiales de educación en lenguaje Braille para las personas con trastornos visuales.

Cada semana, a las 5:30 de la mañana, Stone se une a otras 100 mujeres presas en un salón de computadoras en un edificio carcelario para transformar palabras en relieves que los estudiantes invidentes puedan leer con sus dedos.

Combinando la tecnología de computadoras del siglo XXI con el lenguaje codificado inventado hace más de 200 años por un niño ciego de Francia, el resultado de ese taller en la cárcel, que es distribuido por el Instituto de Tecnología en Atlanta, Georgia, abre un mundo de posibilidades para personas con deficiencias visuales.

El programa aporta a las reclusas de Mountain View una razón para levantarse en las mañanas, según funcionarios del sistema penitenciario, y aprender nuevas habilidades que les permitan reincorporarse a la sociedad cuando salgan en libertad.

“Se ha apoderado realmente de lo que están haciendo”, dijo Toby Powell, supervisora de trabajo y entrenamiento para presos en el Departamento de Justicia Penal de Texas.

“Son más que un número en el Departamento de Justicia Penal de Texas, son personas con un propósito que va más allá de estas paredes y de alguna manera les proporciona esperanzas”, agregó.

Tamara Rorie, gerente de cumplimiento del Centro Alternativo de Acceso a los Medios en la Universidad Georgia Tech, dijo que los buenos traductores de Braille pueden ganar hasta 50,000 dólares al año.

Ese tipo de trabajo, que toma al menos dos años de entrenamiento y experiencia para perfeccionarlo, no es nada fácil, según Melodye Nelson, carcelera de Mountain View, “se necesita alguien que sea maestro o que tengan tendencia a la docencia”.

“Tienen que prestar atención a los detalles, sentirse estimulados y estar concentrados para poder hacer esto”, agregó Nelson.

Muchas interesadas en lista de espera

Delores Billman supervisa las operaciones en lenguaje Braille en el taller de Mountain View, un programa que comenzó en 1983 y culminó en 1994, pero después regresó en 1999. Cada año, según Billman, sus trabajadoras procesan un trabajo equivalente a una biblioteca. La mayor parte de los materiales son para estudiantes universitarios, pero de vez en cuando sus empleadas también producen cosas para primaria y kindergarten.

El centro de Georgia distribuye materiales a escuelas de todo el país.

La unidad de Mountain View, que no está lejos del pueblo de Temple, en el centro de Texas, es un sitio de paradojas.

Es una prisión de máxima seguridad que cuenta con 610 presas, entre las que hay condenadas a muerte. Sin embargo, emplea a reclusas y podría decirse que tienen los programas más humanos del sistema penitenciario. Además de preparar los materiales en lenguaje Brille, las presas ofrecen servicios de entrenamiento para perros que luego ayudan a personas incapacitadas.