Quantcast
2:30 a.m., 11/1/2014 | 54°

Muere Van Cliburn, pianista clásico de Texas


ANGELA K. BROWN/AP | 2/27/2013, 2:09 p.m.
Muere Van Cliburn, pianista clásico de Texas
En esta foto del 18 de septiembre del 2008, el pianista Van Cliburn participa en la ceremonia de presentación de la Medalla de la Libertad al ex presidente de la Unión Soviética Mijaíl Gorbachev en Filadelfia. Cliburn, pianista estadounidense internacionalmente aclamado cuyo triunfo en una competencia en Moscú en 1958 ayudó a apaciguar la Guerra Fría, falleció el miércoles 27 de febrero del 2013 en su casa en Fort Worth, Texas. Tenía 78 años. | Tom Mihalek/AP

FORT WORTH - Van Cliburn, el renombrado pianista clásico estadounidense cuyo triunfo en una competencia en Moscú ayudó a relajar las tensiones de la Guerra Fría y lo lanzó en una espectacular carrera que lo convirtió en uno de los pocos intérpretes clásicos que disfrutó de estatus de astro del rock, falleció el miércoles por la mañana tras una lucha con un cáncer óseo. Tenía 78 años.

Cliburn murió en su casa en Fort Worth rodeado por seres queridos, dijo su publicista y vieja amiga Mary Lou Falcone.

"Van Cliburn fue una leyenda internacional durante más de cinco décadas, un gran humanitario y un músico brillante cuya luz seguirá brillando a través de su extraordinario legado", dijo Falcone en un comunicado. "Será extrañado por todo el que lo conoció y admiró, y por incontables personas que nunca lo conocieron".

Cliburn hizo su última aparición pública en septiembre en el 50o aniversario de la prestigiosa competencia de piano que lleva su nombre. Al dirigirse al público en Fort Worth, saludó a los muchos pasados concursantes, a la orquesta y a la ciudad. "Nunca lo olviden: los amo a todos desde el fondo de mi corazón, por siempre", dijo, y recibió una estruendosa ovación de pie.

Cliburn saltó a la fama a los 23 años al ganar la primera Competencia Internacional Chaikovsky en Moscú en 1958, seis meses después de que el lanzamiento soviético del Sputnik avergonzara a los estadounidenses y propulsara al mundo a la era espacial. A su regreso a Nueva York fue recibido con un desfile triunfal sin precedentes para un intérprete de música clásica y una portada de la revista Time que lo proclamó "El tejano que conquistó Rusia".

Pero su victoria también resonó en el mundo de las artes, trayendo unidad en medio de fuertes rivalidades. Pese a la tensión entre las naciones, Cliburn se convirtió en un héroe para soviéticos amantes de la música que clamaron por verlo actuar y se ha dicho que el primer ministro Nikita Jrushchev dio el visto bueno para que los jueces honraran a un extranjero: "¿Es Cliburn el mejor? Entonces denle el primer premio".

En los años siguientes, la popularidad de Cliburn sólo se incrementó, y el joven del pequeño pueblo de Kilgore en el este de Texas agotó entradas para conciertos, ocasionó disturbios cuando apareció en público e incluso llevó a un club de fans de Elvis Presley a cambiar su nombre por el suyo. Su grabación del Concierto No. 1 para piano de Chaikovsky con el director ruso Kirill Kondrashin fue el primer álbum de música clásica en certificarse platino.

El reportaje de 1958 de la revista Time dijo que según amigo, Cliburn llegaría a ser "el primer hombre en la historia en ser un Horowitz, Liberace y Presley, todos envueltos en uno solo".

Cliburn tocó para la realeza, jefes de estado en Europa, Asia y Suramérica, y para cada presidente estadounidense desde Harry Truman.

"Sabemos que la música clásica es eterna y perpetua, y precisamente son las verdades eternas inherentes a la música clásica las que se mantienen como un ejemplo espiritual para personas de todo el mundo", dijo Cliburn una vez.

Also of interest