Quantcast
12:11 p.m., 10/23/2014 | 67°

Nueva tormenta invernal azota planicies de EE.UU.


2/25/2013, 10:36 a.m.
Nueva tormenta invernal azota planicies de EE.UU.
Un técnico que trabaja para la Administracion Federal de Aviación retira hielo de antenas en el Aeropuerto Regional Central de Illinois en Bloomington, Illinois, tras una tormenta invernal, el viernes 22 de febrero de 2013. | David Proeber/AP

DODGE CITY, KANSAS - Una tormenta invernal trajo el lunes una intense nevada a diversos lugares de las llanuras centrales, causó el cierre de carreteras en el extremo oeste de Oklahoma y cuadrillas de trabajadores rociaban otra vez caminos con sal y arena apenas días después de que una nevada sin precedentes cubriera la región.

Las autoridades del Servicio Meteorológico Nacional en Kansas y Oklahoma emitieron alertas y advertencias de ventisca que durarían hasta el lunes por la tarde mientras la tormenta, acompañada de nieve y fuertes vientos, se desplazaba hacia el este a través de Texas hacia Oklahoma, Kansas y Misurí.

Los meteorólogos también advirtieron de posibles tornados más hacia el sur.

Los expertos pronosticaron hasta 45,72 centímetros (18 pulgadas) de nieve cerca de Amarillo, Texas, y rachas de viento de hasta 104,6 kph (65 mph).

Paul Braun, portavoz del Departamento de Transporte de Texas, dijo que las condiciones de nevasca y acumulaciones de nieve han hecho intransitables todos los caminos en el extremo norte de Texas.

"Es un buen día para quedarse en casa", dijo Braun.

"Esta es un de las peores tormentas que hemos tenido en bastante tiempo", agregó. "Y conocemos la nieve aquí", apuntó.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia similar de fuertes vientos y nieve para Kansas.

"Las acumulaciones de nieve varían, pero pronosticamos que caerán 30 centímetros (1 pie) en el sur-centro de Kansas y menos cantidad en el oeste y centro del estado", dijo Jeff Johnson, experto del Servicio Meteorológico Nacional en Dodge City, Kansas.

El gobernador de Kansas, Sam Brownback, modificó la declaración del estado de emergencia que firmó la semana pasada para ampliarla con las nuevas condiciones climáticas.

"Esta tormenta tiene el potencial de ser más peligrosa que la de la semana pasada", dijo Brownback la noche del domingo.

La anterior tormenta dejó a finales de la semana pasada más de 30 centímetros (un pie) de nieve en algunos lugares, obligó el cierre de aeropuertos y causó numerosos accidentes viales en los que hubo muertos.