Quantcast
11:50 p.m., 10/30/2014 | 62°

El Rodeo de Houston es un imán para rancheros latinos


La feria ganadera les atrae porque compran animales y materiales genéticos

Álvaro Ortiz | 2/24/2013, 6 a.m.
El Rodeo de Houston es un imán para rancheros latinos
Una de las participantes en la feria ganadera el año pasado abraza a su vaca en la zona de exhibición. | Mayra Beltrán

HOUSTON - Es uno de los eventos que genera más expectación en Houston pero el Rodeo no sólo atrae a los que residen en la ciudad sino también a otros que ven una oportunidad de hacer negocio cada año.

La feria de ganadería del Rodeo de Houston no sólo atrae a rancheros de todo el país, sino también a miles de ganaderos latinoamericanos para quienes el evento representa una oportunidad de comprar cabezas de ganado y materiales genéticos con los que mejorar la calidad de sus propias ganaderías.

“El año pasado hicieron compras por importe de 1.3 millones de dólares”, explica el presidente del Comité Internacional de la Feria Ganadera de Houston, Carruth Gerault, que empezó como voluntario en 1996.

La misión del comité, creado en 1950, es ayudar a todos los rancheros y ganaderos extranjeros que asisten al evento y está formado por voluntarios que recogen a los visitantes en el aeropuerto y actúan de traductores, entre otras funciones.

El comité tiene 525 miembros que pagan una cuota anual de 350 dólares, con la que el grupo financia sus actividades.

Johnny Flores, hoy vicepresidente del comité de ventas internacionales de la feria de ganadería, empezó como traductor en 1984.

“Este año, hay un ganadero brasileño que ya nos ha llamado porque quiere ir a ranchos de la zona”, cuenta Flores.

Según el ejecutivo, es muy común que los ganaderos extranjeros contacten a los organizadores del evento semanas, e incluso meses antes de que comience el Rodeo para planear los negocios que les interesa hacer en Houston.

Qué compran

Las adquisiciones de los ganaderos latinoamericanos en 2012 incluyeron cabezas de ganado, semen y embriones, dado que, mientras que los animales pueden ser exportados a países centroamericanos, no es así con los países sudamericanos. Esos ganaderos tienen que optar por comprar materiales genéticos.

Aunque el Rodeo se ha convertido en lo que es hoy, un espectáculo variado que incluye conciertos de celebridades, competiciones de vaqueros e incluso una zona de feria de artesanías, su origen está en la feria de ganadería, explica Joel Cowley, director ejecutivo del Rodeo.

“Cuando la feria empezó, en 1932, los ganaderos seleccionaban los animales que querían comprar basándose en un juicio visual”, cuenta Cowley.

“Desde entonces, las asociaciones de ganaderos han ido desarrollando sofisticados procesos de análisis estadístico sobre las características de cada raza”, indica.

Cowley destaca que la ubicación geográfica de Houston es uno de los principales factores para que el evento sea atractivo para los rancheros latinoamericanos.

Según Gerault, el año pasado la feria de ganadería recibió a 2,474 visitantes extranjeros, de los que más de 1,500 eran latinoamericanos.

La mayoría llegó de México, Colombia, Guatemala, Honduras, y Venezuela, aunque también acudieron visitantes de países con fuerte tradición ganadera como Argentina o Brasil, según Gerault.

Este año, añade, el Rodeo prevé que tendrá un número similar de visitantes extranjeros en la feria.

“Yo diría que, en cuanto a visitantes extranjeros, somos el evento (de estas características) que más tiene”, asegura Gerault, que compara la feria de ganadería de Houston con otras similares en Dallas y San Antonio.