Quantcast
5:26 p.m., 4/23/2014 | 82°

Texas es el estado del país donde mueren más obreros de la construcción: estudio

Un senador estatal intenta cambiar las reglas en una industria donde un 81 por ciento de la fuerza laboral es hispana.

Olivia P. Tallet | 2/23/2013, 6 a.m.
Texas es el estado del país donde mueren más obreros de la construcción: estudio
Personal de bomberos y rescate de Houston transporta a un trabajador que resultó herido por un accidente en un área de construcción. | Dave Rossman

Santiago Arias Montejo, trabajador que quedó paraplégico en accidente de la construcción, habla de la tragedia y de lo que pensó en ese momento.

HOUSTON - Un trabajador de la construcción muere cada día y medio en Texas por acidentes laborales.

Sólo el año pasado 138 obreros murieron en Texas, donde la industria de la construcción genera 1 de cada 20 dólares que ingresan a la economía estatal, según el estudio Build a Better Texas, publicado recientemente y realizado por la organización sin fines de lucro Workers Defense Project junto con la Universidad de Texas en Austin y la Universidad de Illinois, en Chicago.

photo

Foto de Brett Coomer

Santiago Arias Montejo quedó permanentemente inhabilitado tras un accidente en 2006.

Los hispanos son un 81 por ciento de los trabajadores de ese sector en Texas, y muchos de ellos son indocumentados, señala el estudio.

“Algo muy serio está sucediendo”, dice la directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Fe y Justicia Worker Center, Laura Pérez-Boston.

“Mientras la industria de la construcción es una de las más importantes en Texas, donde trabaja una de cada 13 personas en el mercado laboral, tenemos la tasa más alta de muertes, que ni en California, que tiene más trabajadores (en el sector)”, dice Pérez-Boston, cuya organización es el enlace en Houston del Workers Defense Project.

Según la experta, es una industria que funciona con sus propias normas, donde las violaciones de las reglas laborales son frecuentes y suceden “en la oscuridad”.

Además del alto número de muertes entre los trabajadores de la construcción, según el estudio, en promedio uno de cada cinco sufre accidentes que requieren atención médica, pero un 71 por ciento no recibe ningún beneficio de quien los contrata y un 78 por ciento no tiene seguro médico.

Además, el 60 por ciento nunca ha recibido entrenamiento básico para trabajar bajo condiciones peligrosas y muchas veces no tiene medidas de seguridad o protección.

Los investigadores del estudio hallaron violaciones de seguridad en casi todos los sitios de construcción visitados.

Santiago Arias Montejo sabe lo que significa eso.

En 2006 sufrió un accidente en su lugar de trabajo que lo transformó de proveedor para su esposa y tres hijos estudiantes, a parapléjico y absoluto dependiente de sus familiares.

“Estaba lloviendo y había mucho viento. No estaba obligado pero para uno, hora trabajada hora pagada, no importando las condiciones”, recuerda Arias. “A la compañía no le importa eso, y yo salí a trabajar y me resbalé de esa altura (20 pies)”.

Según Arias,sucedió mientras el equipo de trabajadores de un contratista de nombre Gerry White demolía placas de cemento de un techo en construcción en el este de Houston.

Arias cayó de cabeza al colapsar la placa sobre la que estaba, a unos 30 pies, el equivalente a algo más de tres pisos de altura.

Problema recurrente

Para Arias, la situación hubiera sido muy distinta si hubiera tenido los cables de seguridad requerido para maniobras como ésa, pero no había.

“Qué se podía pedir si (el empleador) sólo iba (a la construcción) a ver si el trabajo había avanzado y le daba alegría cuando veía que nosotros casi sin herramientas le teníamos mucho trabajo ya hecho”, lamenta Arias. “Era un americano (anglo), le gustaba mucho ver que trabajábamos muy rápido y con muy poca herramienta”.