Quantcast
7:25 p.m., 12/21/2014 | 55°

Norma Zenteno deja a Houston su legado como catalizador cultural


La cantante méxico-estadounidense, según gente que la conoció, tendió puentes con su música para acercar culturas y personas

David Dorantes | 2/23/2013, 2:25 p.m.
Norma Zenteno deja a Houston su legado como catalizador cultural
Norma Zenteno, la cantante méxico-estadounidense, murió el viernes por la noche | Mayra Beltrán

HOUSTON- Norma Zenteno nunca escatimó una sonrisa, una palabra cálida o un minuto de su tiempo para hacer sentir a cualquier persona, así la conociera por primera vez, como alguien especial.

Su rostro sonriente la definió ante las miles de personas que la conocieron en el mundo de la música. Zenteno, además, como artista fue un puente cultural que unió a las culturas anglo y latina en Houston fundiendo en su música ambos mundos en canciones de rock, jazz, salsa, cumbia y hasta tejano.

Zenteno murió, a los 60 años de edad, debido a las complicaciones que se le generaron debido al cáncer de seno que padecía. El miércoles 20 de febrero Zenteno fue ingresada en el Cypress Fairbanks Medical Center Hospital debido que sus riñones dejaron de funcionar. La situación médita de Zenteno se fue agravando hasta que murió el viernes 24 de febrero en la noche cuando su familia lo informó por medio de su página de Facebook.

El bajista y trompetista estadounidense Randy Holland fue uno de los mejores amigos de Zenteno e integrante de la Norma Zenteno Band desde hace más de 15 años. Además Holland fue su cómplice en conciertos benéficos o de caridad acompañandola cuando el resto de los integrantes del grupo no podían asistir a un evento.

"Estoy perdido... me siento devastado", explica con la voz entrecortada, en entrevista telefónica Holland y dice que "siento mucho el dolor de haber perdido a una gran artista, pero siento más el dolor de haber perdido a una gran mujer, a un ser humano que brillaba".

Holland asegura que la muerte de Zenteno no significa la desaparición de una gran cantautora sino también la pérdida de un gran símbolo de la música de fusión en Houston.

"Norma, en algo que aprendió de su padre (el trompetista de latin-jazz y música antillana Roberto Zenteno) fue una gran artista que nos deja un legado de una música extraordinaria que representaba el sabor multicultural de Houston".

La cantante houstoniana de jazz Tianna Hall, también amiga de Zenteno, coincide con Holland, en entrevista por separado, e incluso la define como un "puente cultural".

"Norma... fue un puente cultural, así la veo yo, ella nos ayudó a muchos musicos anglos a entender la música latina y ayudó a muchos latinos a entender el jazz u otros ritmos. Ella, con su música, nos acercó", explica Hall.

Hall y Holland coinciden en que, otro legado de Zenteno fue su gran corazón.

"Norma siempre trató bien a cualquier persona que se le acercó y los recibía con su gran sonrisa... haciéndolos sentir familia, así los conociera por primera vez", recuerda Holland.

Hall matiza que, aunque Zenteno y ella eran colegas y muchas veces compartían los bares en que cantaban, nunca hubo una rivalidad.

"Norma nunca competía, nunca se sentìa más que nadie, siempre tenía una palabra cálida que darte... una sonrisa, un abrazo. Para ellas todos los músicos éramos familia", finaliza Hall.

david.dorantes@chron.com

En Twitter: @HDaviddorantes