Quantcast
6:58 a.m., 10/21/2014 | 59°

Tormenta invernal azota el centro de EE.UU.


JIM SALTER /AP | 2/21/2013, 4:44 p.m.
Tormenta invernal azota el centro de EE.UU.
Un policía saca nieve de su patrulla al transitar en St. Joseph, Misurí, el jueves 21 de febrero del 2013. (Foto AP/St. Joseph News-Press, Matt Reid) |

San Luis, Misurí - Una vasta región del centro de Estados Unidos quedó cubierta de espesas capas de nieve y azotada por fuertes vientos el jueves debido a una intensa tormenta invernal que dejó carreteras intransitables y obligó a cerrar escuelas, comercios y edificios públicos.

Kansas llegó a recibir 35 centímetros (14 pulgadas) de nieve.

Las autoridades pidieron cautela a los habitantes de numerosas localidades entre Colorado e Illinois. La lluvia y el aguanieve amenazaban a partes de Misurí, el sur de Illinois y Arkansas.

San Luis estaba por recibir una dura combinación de nieve, aguanieve y lluvia helada.

Ocurrieron varios accidentes debido a la tormenta, ya que las carreteras quedaron empapadas o resbaladizas. Dos de los percances tuvieron víctimas fatales.

La mayoría de las escuelas en Kansas y Misurí, así como otras en estados vecinos, cerraron. No hubo sesiones legislativas en Kansas, Misurí, Arkansas, Nebraska y Iowa.

La tormenta se debe a una masa de aire inestable en la atmósfera, señaló Scott Truett, del Servicio Meteorológico Nacional.

"No es que esté cayendo una lluvia torrencial, sino una nieve torrencial", explicó Truett, en referencia a que en algunas zonas caen entre 2,5 y 5 centímetros (una y dos pulgadas) de nieve por hora. Kansas City, Misurí, recibió 13 centímetros (cinco pulgadas) en dos horas.

Monarch Pass, en Colorado, quedó cubierto de 45 centímetros (18 pulgadas) de nieve, mientras que Hutchinson, Kansas, recibió 36 centímetros (14 pulgadas) y Wichita, Kansas obtuvo 33 centímetros (13 pulgadas).

El Servicio Meteorológico Nacional vaticinó que Kansas recibirá hasta 45 centímetros (18 pulgadas) de nieve.

Ante semejante situación, las autoridades del transporte exhortaron a la gente a quedarse en casa.

En particular, se emitieron alertas para que la gente no conduzca en la carretera conocida como Kansas Turnpike, debido a la pésima visibilidad. La carretera interestatal 70 también quedó cubierta de nieve y el tramo entre Salina y Hays fue cerrado.

El gobernador de Kansas Sam Brownback ordenó cerrar oficinas del gobierno, a excepción de personal esencial.

"Por favor, si usted realmente no tiene que salir de su casa, no lo haga", expresó Brownback.