Quantcast
10:52 a.m., 9/30/2014 | 80°

Pasajeros de Houston podrían volver a tener el pase diurno para el transporte público


DUG BEGLE | 2/21/2013, 1 p.m.
Pasajeros de Houston podrían volver a tener el pase diurno para el transporte público
Metro está estudiando qué es lo que se necesitaría para restituir los pases para un solo día, ya sea en la forma de las populares tarjetas Q. | Billy Smith II

HOUSTON — Después de una ausencia de cinco años el pase diurno pronto podría regresar como una opción para pasajeros del servicio de autobuses y trenes de la Autoridad de Tránsito Metropolitano (Metro).

Metro está estudiando qué es lo que se necesitaría para restituir los pases para un solo día, ya sea en la forma de las populares tarjetas Q o como un boleto regular para abordar autobuses y trenes.

Cualquier cambio en las tarifas o la creación de un pase diurno necesitaría más estudio, según funcionarios de Metro, así como la aprobación de la junta directiva de esa agencia de transporte.

Miembros de la junta directiva expresaron el miércoles que les gustaría restaurar los pases, los cuales fueron descontinuados por Metro en 2008 para simplificar las tarifas de viaje. Pero muchos pasajeros lamentaron esa medida.

“Ojalá y vuelvan”, dijo Troy Black, de 42 años, mientras esperaba el miércoles por un tren en la sede de Metro en el downtown.

La mayor parte de los grandes sistemas de transporte en el país, incluidos los de Dallas, Austin y Fort Worth, ofrecen algún tipo de pase diurno. Los precios suelen ser dos o tres veces superiores al de los boletos regulares.

Los planes discutidos el miércoles contemplan que un pase diurno costaría el doble de lo que cuesta un boleto regular.

Para los pasajeros, los pases diurnos pueden ahorrarles dinero y los haría usar más el servicio de transporte público, según funcionarios.

Un usuario regular paga el doble de la tarifa regular, de dos a 4.50 dólares, en dependencia de donde se origine su viaje. Por lo tanto, utilizar un autobús o tranvía a la hora de almuerzo o para asistir a una reunión sería básicamente gratuito, según Christof Spieler, miembro de la junta directiva de Metro.

Los pases

Los pases estarán disponibles a través de máquinas automáticas de boletos en las paradas de tranvías y en otros sitios donde se venden boletos para autobuses. La tarjeta Q, usada por el 70 por ciento de los pasajeros de ómnibus, también podría ser cobrada como un pase diurno.

Funcionarios también conversaron sobre las oportunidades de vender pases adicionales, incluso en autobuses y hoteles, donde se podría exhortar a los turistas a tomar autobuses.

Renovar el sistema de tarifas de autobuses y las ventas en estancos costaría alrededor de 1.7 millones de dólares, según un análisis de Metro. Sin embargo, el director ejecutivo interino de la agencia, Tom Lambert, indicó que posiblemente el costo real sea inferior.

Ingresos

Los ingresos por pasajero disminuirían porque algunas personas subirían a bordo sin pagar lo mismo que pagan actualmente, indicaron funcionarios.

Sin embargo, el uso del transporte público aumentaría entre un uno por ciento y 1.5 por ciento, indicó Andy Skabowski, vicepresidente de prestación de servicios de Metro.

“Es neutral en cuanto a ingresos”, dijo Skabowski.

Miembros de la junta directiva manifestaron que restaurar el pase diurno dependería de si esta medida contribuye a atraer a la gente a usar el transporte público y si tiene sentido desde la perspectiva financiera.

“Quiero llegar a donde podamos obtener mayor provecho de nuestros dólares”, dijo Cindy Siegel, presidente de la comisión de servicios al consumidor de la junta directiva de Metro.