Quantcast
8:28 a.m., 12/20/2014 | 51°

Supremo revisará ley que afecta a minorías de Texas


Olivia P. Tallet | 2/20/2013, 6 a.m.
Supremo revisará ley que afecta a minorías de Texas
Una familia latina hace fila en una oficina del Departamento de Seguridad para obtener tarjetas de votantes. Según los expertos, no existen suficientes oficinas en Texas para cubrir la demanda. | Cody Duty

HOUSTON - ¿Es todavía válida la sección de la Ley de los Derechos de los Votantes que garantiza que los estados con un historial racista respeten el voto de las minorías o es obsoleta y debe ser eliminada?

Ésa es la cuestión que el Tribunal Supremo de Justicia revisa el día 27 en un caso legal que afecta a Texas, y que busca declarar inconstitucional la provisión de la ley aprobada en 1965, que protege específicamente el voto de las minorías contra potenciales estrategias para reducir su sufragio.

Dado que la Sección 5 nació como herramienta para controlar el racismo contra votantes de minorías, particularmente en los estados del sur, la cuestión será si el argumento sigue vigente o no, explica Mark Jones, jefe del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Rice.

El caso que ha llegado a la Corte Suprema, originado en Alabama, se llama Shelby County vs. Holder (El Condado de Shelby vs. el Fiscal General Eric Holder).

La Sección 5 exige a un grupo de estados y jurisdicciones que para que cualquier ley o regulación que afecte el voto pueda ser aprobada, debe tener previamente el visto bueno y confirmación del Departamento de Justicia de EE.UU. o de una corte federal.

Esto es aplicable a los estados de Texas, Alabama, Arizona, Georgia, Louisiana, Mississippi, Carolina del Sur y Virginia, y a Alaska, único estado fuera del sur, así como a algunas jurisdicciones dentro de otros estados del país (como Florida y Carolina del Norte, entre otros).

El veredicto del Supremo podría tener repercusiones sobre el voto en los estados incluidos.

“Desde un punto de vista, el argumento de este caso sobre que no es justo que después de 50 años (de creada la ley de derechos de los votantes) estos estados continúen bajo la restricción de la Sección 5 sólo porque fueron racistas en el pasado tiene fundamento”, dice Jones.

El texto legal de Shelby impugna que la evidencia actual de prácticas racialmente discriminatorias en los estados afectados es inadecuada para justificar “la invasión de la soberanía de los estados” y el tratamiento diferenciado entre aquéllos que están bajo la Sección 5 y los que no.

Sin embargo, advierte Jones, el argumento opuesto “también tiene sentido porque existe evidencia de que todavía hoy, por ejemplo en Texas, leyes para reestructurar los distritos electorales y para crear la exigencia de una tarjeta de identificación para poder votar tienen un impacto en restringir el voto de minorías”.

Voter ID

La Legislatura de Texas aprobó en 2011 una ley que exige la presentación de una tarjeta de identificación con fotografía para votar, pero no llegó a ser implementada tras ser bloqueada por un tribunal federal en agosto de 2012, justo antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

El problema, dice Jones, “no es exigir una identificación en sí, sino el tremendo impacto que tendría en limitar el voto de minorías como latinos y afroamericanos”.

Por ejemplo, “Missouri tiene una ley que exige identificación pero ofrece una amplia gama de posibilidades de tarjetas, mientras que las que exigiría Texas son más restrictivas”, dice Jones.