Quantcast
3:44 a.m., 11/23/2014 | 62°

Alcaldesa de Lima lucha por no ser destituida


CARLA SALAZAR /AP | 2/20/2013, 2:18 p.m.
Alcaldesa de Lima lucha por no ser destituida
La alcaldesa de Lima Susana Villarán durante una entrevista con la Associated Press en su oficina el 7 de febrero del 2013. Villarán enfrenta un pedido de revocatoria y sus posibilidades de sobrevivir a esa consulta son inciertas. | Martín Mejía/AP

LIMA - Luego de pasar a la historia como la primera mujer que llega a la alcaldía de Lima, Susana Villarán hizo algo que ninguno de sus predecesores se había animado a hacer en las últimas décadas: intentó erradicar la informalidad y las mafias que imperaban en el mercado mayorista de la ciudad y formalizar y reorganizar el caótico servicio de transporte público, que ahoga de vehículos chatarra y contamina a la capital peruana.

La combativa alcaldesa pagó caro su osadía. Se granjeó numerosos enemigos que no se quedaron cruzados de brazos y lograron convocar a una consulta popular este 17 de marzo en la que se decidirá si se las destituye o no.

Sus perspectivas de sobrevivir son inciertas. Hace dos meses, el pronóstico le era totalmente desfavorable y un 60% de limeños afirmaban que iban a votar por el SI a la revocatoria de la alcaldesa, de acuerdo con la consultora Ipsos Apoyo. Pero la tendencia empezó a revertirse lentamente, lo que abre un resquicio de esperanza para Villarán y sus posibilidades de sobrevivir al referéndum.

Según el último sondeo de Ipsos Apoyo, divulgado el domingo pasado, el 50% de los limeños votará a favor de revocarla. La encuesta tiene un margen de error de más/menos 3,9%.

"Voy a pelear con uñas y dientes por el bien de Lima. Lo voy a hacer porque creo que es injusto que se use una figura constitucional para arrancar una autoridad que ha sido legítimamente elegida sin que haya una razón de fondo, salvo un descontento popular que puede variar en el tiempo", dijo Villarán en una entrevista con The Associated Press en su despacho en la alcaldía de Lima.

Los pedidos de revocatoria de funcionarios no son algo frecuente, pero hay algunos antecedentes, incluidos el del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien salió airoso en 2003, y del gobernador de California Gray Davis, quien sí resultó destituido en 2004. En Bogotá, en tanto, se están reuniendo firmas para tratar de revocar al alcalde Gustavo Petro.

Villarán, una defensora de carrera de los derechos humanos de tendencia izquierdista, es percibida como honesta, pero muchos de los ocho millones y medio de limeños cree que no ha trabajado bien ni ha hecho obras importantes durante los dos años que lleva su gestión. Al fin de cuentas, los capitalinos se acostumbraron en los últimos ocho años a ver obras de concreto y cemento, como pistas nuevas, puentes, plazas y fuentes decorativas, promovidas por su popular predecesor, Luis Castañeda Lossio.

En las últimas semanas Villarán ha sido tildada de "incapaz" y soportado apodos como "Lady Vaga" y "Villaharagán".

Villarán, y varios analistas, dicen que los rivales políticos de la alcaldesa y algunos sectores económicos incómodos con su gestión alientan la revocatoria pues quieren que el municipio de Lima vuelva a ser una gallina de huevos de oro para contratistas donde campea la corrupción.

"Hay muchos intereses de tipo político (detrás de la revocatoria)... Hay intereses que usan la municipalidad como un trampolín para regresar a privilegios o mantenerse en la informalidad, (y) lucrar", dijo la alcaldesa.