Quantcast
11:09 p.m., 11/25/2014 | 50°

Madre de Houston tiene cuatrillizos


JAYME FRASER | 2/19/2013, 11:05 a.m.
Madre de Houston tiene cuatrillizos
Manuel Montalvo con su hijo de dos años de edad, Memphis, están observando a Ace uno de sus cuatro hijos recién nacidos en Houston. | Brett Coomer

HOUSTON — A Tressa Montalvo le encanta haber crecido en medio de una gran familia con seis hermanos, pero nunca pensó que la suya sería tan numerosa y con tanta rapidez.

Montalvo, de 36 años y nacida en Houston, dio a luz una rara forma de cuatrillizos en el Hospital de la Mujer en Texas: dos pares de gemelos idénticos, lo que constituye un fenómeno estadístico.

A diferencia de los cuatrillizos que se separan de un óvulo y crecen a partir de placentas individuales, estos cuatro bebés se desarrollaron en pares con dos placentas durante 31 semanas antes de que Tressa se sometiera a una cesárea el día de San Valentín.

La llegada de Ace y Blaine, luego Cash y un minuto después nació Dylan fue más inusual porque Montalvo no tomó pastillas de fertilidad ni se sometió a un proceso de fertilización in vitro, métodos que han contribuido a un aumento del 76 por ciento de partos múltiples entre 1980 y 2009, según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

De acuerdo con informes previos, el doctor James Grifo, director del centro de fertilidad de la Universidad de Nueva York, dijo que la probabilidad de concebir dos pares de gemelos idénticos al mismo tiempo es de una en 10,000 casos con un proceso de fertilización in vitro, pero que de forma natural es mucho más raro.

Manuel, de 43 años, empujó el lunes la silla de ruedas donde estaba su esposa en dirección de la unidad de cuidados intensivos neonatales en ese hospital de Houston. Su hijo Memphis, de dos años, iba sentado en el regazo de su madre sosteniendo un muñeco de Mickey Mouse entre sus manos.

Manuel cargó al pequeño y lo acercó a la cuna más cercana.

“Ese es tu hermanito”, dijo Manuel a Memphis. “Ese es tu hermanito”.

El pequeño Memphis trató de tocar la cubierta de plástico que cubre la cuna donde yace Ace.

“¿Ves a tus hermanos?” preguntó Tressa, ya de pie. En ese momento, Ace gimoteó suavemente.

“¿Qué dice?” preguntó Memphis.

“Dice que se siente contento de verte”, contestó Tressa con una sonrisa.

Según Tressa, Memphis recién empieza a comprender que sus hermanitos han llegado.

“Sigue besando mi estómago y diciendo: hermanitos”, contó Tressa. “Ayer besó mi vientre, pero creo que ahora entiende que ya han salido de la barriga de mamá”.

La sorpresa

A las 10 semanas de embarazo, Tressa se sorprendió al saber que iba a tener gemelos. Pero en su próxima visita al médico, éste oyó un tercer latido de corazón y entonces la refirió al doctor Brian Kirshon, un especialista en medicina fetal que trabaja en el Hospital de la Mujer. Luego, Kirshon les informó que se trataba de cuatrillizos.

“Uno se pone a llorar y no sabe por qué”, dijo Tressa con respecto al día que se enteró de la noticia. “No sabía si estaba emocionada o aterrada. Me sentí abrumada”.

Manuel, quien trabaja como fontanero y comerciante, pudo definir con más precisión sus sentimientos al respecto.