Quantcast
11:04 p.m., 9/20/2014 | 76°

Firma de EE.UU. señala a China por ciberataques


CHRISTOPHER BODEEN/AP | 2/19/2013, 2:22 p.m.
Firma de EE.UU. señala a China por ciberataques
Edificio donde el Ejército de Liberación Popular tiene su "Unidad 61398" en las afueras de Shanghai, China, en esta imagen del martes 19 de febrero de 2013. Una firma estadounidense de ciberseguridad asegura que de ese lugar provinieron los ataques cibernéticos contra 141 objetivos en Estados Unidos y otros países. | AP

BEIJING - La pista de varios ataques cibernéticos en que se robaron una enorme cantidad de información de contratistas militares, compañías de energía y otras industrias clave en Estados Unidos y otros países lleva a una unidad militar china, alegó el martes una firma estadounidense de seguridad cibernética.

La cancillería de China desestimó el informe, al señalar que "no tiene fundamento", y el ministerio de Defensa negó estar involucrado en algún tipo de ciberataque.

China ha sido señalada frecuentemente de ciberataques, pero el informe de la compañía Mandiant Corp., con sede en Virginia, contiene algunas de las acusaciones más detalladas hasta la fecha que vinculan a sus fuerzas armadas con una ola de ciberataques contra Estados Unidos y compañías y entidades de gobierno de otros países.

Mandiant dijo que siguió la pista de los ataques hasta un vecindario en las afueras de Shanghái donde hay un edificio de 12 pisos dirigido por la "Unidad 61398" del Ejército Popular de Liberación.

La unidad "ha robado sistemáticamente cientos de terabytes de información de por lo menos 141 organizaciones", escribió Mandiant. En comparación, el archivo en Twiter de la Biblioteca del Congreso en el período 2006-2010, de aproximadamente 170.000 millones de tuits, contiene un total de 133.200 terabytes.

"Según nuestras observaciones, este es uno de los grupos más prolijos de espionaje cibernético en términos de la cantidad de información robada", dijo la compañía. Agregó que la unidad está en operaciones por lo menos desde el año 2006.

Mandiant informó que decidió que revelar los resultados de su investigación valía la pena a pesar del riesgo de los que los piratas informáticos cambien sus tácticas y se hagan más difíciles de detectar.

"Es hora de reconocer que la amenaza tiene su origen en China y queremos hacer nuestra parte para armar y preparar a nuestros profesionales de seguridad para combatir esa amenaza con efectividad", expresó la compañía.

En una declaración enviada por fax a The Associated Press, el ministerio de Defensa chino rechazó firmemente cualquier papel en los ciberataques, y alegó que la ley china prohíbe cualquier actividad que atente contra la seguridad en internet.

Hong Lei, portavoz de la cancillería china, no mencionó directamente las alegaciones, pero cuestionó el informe el martes, diciendo que dudaba de que la evidencia apoyara un análisis real.

"Hacer acusaciones sin fundamento sobre la base de material en bruto no es ni responsable ni profesional", les dijo Hong a los reporteros en una conferencia de prensa ya programada.

En una reiteración de la respuesta normal de China a tales acusaciones, Hong afirmó que China cumple estrictamente sus leyes contra los ciberataques y que el propio país fue víctima de tales delitos, incluidos ataques que se originaron en Estados Unidos.