Quantcast
4:22 a.m., 10/23/2014 | 63°

La locura se apoderó de Galleria en el fin de semana por el Juego de las Estrellas de la NBA


ERIN MULVANEY | 2/18/2013, 10:02 a.m.
La locura se apoderó de Galleria en el fin de semana por el Juego de las Estrellas de la NBA
La locura se apoderó de Galleria en el fin de semana | J. Patric Schneider

HOUSTON — Las historias aterradoras de peleas y enormes multitudes en la noche del sábado no impidieron que los aficionados regresaran al día siguiente a la zona de Galleria para ver el Juego de las Estrellas.

El centro comercial estuvo congestionado durante todo el domingo, pero la gente se comportó adecuadamente.

“Ha sido una locura, una locura”, expresó LaToya Christman, quien trabaja como guardia para la empresa U.S. Security. “Pero comparado con lo que tuvimos ayer (sábado), hoy es mucho mejor. Parece un fin de semana promedio, incluso no está lleno a tope”.

Montones de personas arribaron el sábado a Galleria y superaron la capacidad del centro comercial, lo que obligó a autoridades a cerrar las tiendas a las 8:15 p.m. Funcionarios de Galleria no pudieron proporcionar estimaciones de la cantidad de gente durante el fin de semana.

Sin embargo, propietarios de comercios reportaron la presencia de multitudes frenéticas por todo el centro comercial, incluso informaron de peleas y propiedades dañadas. Algunas tiendas cerraron sus puertas antes de tiempo como medida cautelar. Posteriormente, la policía bloqueó la entrada a Galleria en la noche del sábado.

Jesús Rivera, quien trabajó el sábado durante el horario de mayor congestión de personas, expresó: “Trabajo a comisión, pero había mucha gente que no venía a comprar, sólo a mirar. Es difícil mantener un negocio de esa forma”.

Galleria volvió a abrir el domingo a las 11 a.m. Como había un evento de gran envergadura, funcionarios del centro comercial trajeron a efectivos de la policía local para compensar la cantidad de público, según el gerente general de Galleria, Greg Noble.

Agentes del Departamento de Policía de Houston y guardias de seguridad fueron asignados a todas las plantas del centro comercial para exhortar al público a circular y que no se congregara delante de las tiendas.

John Wall, del equipo de baloncesto Washington Wizards, así como Damián Lillard, del Portland Trail Blazers, e Imán Shumpert, del New York Knicks hicieron acto de presencia en domingo en Finish Line. Afuera había unos ocho policías y guardias de seguridad vigilando las puertas de entrada.

“Mis dos hijas me pidieron venir al centro comercial, de otra forma yo no estaría aquí”, dijo Jimmy Fuentes, un padre de 46 años. “Querían ver a gente famosa, pero… la verdad es que la situación no está muy mala hoy. La gente parece estar tranquila”.

Also of interest