Quantcast
4:52 a.m., 7/23/2014 | 78°

Redactar tu objetivo profesional es un arte


Aunque hay controversia 
sobre su utilidad, puede servir para revelar tu capacidad

L.M. SIXEL | 2/16/2013, 6 a.m.
Redactar tu objetivo profesional es un arte

HOUSTON - El objetivo profesional es un párrafo claro y conciso sobre tus metas laborales que incluyes en tu currículum vitae y que puede contribuir a que encuentres un buen empleo.

Escribir tus objetivos profesionales en la parte superior de tu currículum es un arte, pues si lo haces de forma muy general no sirve de nada, y si es muy específico, te puede excluir de ciertos puestos.

Sin embargo, si lo haces bien, ese par de oraciones puede comunicar de inmediato algo sobre tus habilidades al personal de contratación de una empresa. Puede exponer tus intereses y lo que puedes hacer por la organización.

“Es como un comercial de 30 segundos”, dice Bill Joiner, director de desarrollo empresarial para la educación de ejecutivos de la Escuela de Negocios Cox de la Universidad Southern Methodist.

Joiner aconseja mantener ese párrafo corto.

“Todo lo que estás tratando de lograr es una entrevista”, agregó, e ir más allá de los programas cibernéticos.

Muchas compañías usan programas de computadora para sortear los miles de resumés que reciben, según Joe Bontke, gerente de divulgación de la Comisión Federal de Igualdad de Oportunidades Laborales de Houston.

Usar en el objetivo profesional las mismas palabras clave que aparecen en el anuncio del puesto de trabajo incrementa la probabilidad de que tu resumé sea seleccionado para ser analizado.

“Te ayuda a destacarte”, dice Brontke.

Sin embargo, no te concentres en ti solamente a la hora de redactar un objetivo profesional, aconseja Joiner. Piensa en lo que quieres decir desde la perspectiva de la persona que lo leerá. Parafraseando lo que dijo el expresidente John F. Kennedy: piensa en lo que harás por la organización, no lo que la organización hará por ti.

Por supuesto, eso exige que escribas un objetivo profesional diferente para cada solicitud de empleo. No recurras a expresiones vagas y repetitivas como “busco una carrera en ventas o un empleo en bancos”.

“Toma tu tiempo para redactar cada objetivo de forma individual”, aconseja Joiner. De lo contrario, descarta ese ejercicio.

En desacuerdo

“No creo en los objetivos profesionales porque te encasillan”, opina, por su parte, David Gillies, reclutador de tecnología de información y geociencia para la firma Kern Search, con sede en Houston.

Una empresa puede tener un puesto vacante en un área que el solicitante no ha considerado.

Tal vez un candidato busca una posición como analista empresarial, pero una empresa puede tener un puesto vacante para un analista de sistemas o un gerente de proyectos, según Gillies, quien se dedica a buscar personal con experiencia.

Las habilidades necesarias para esos puestos son similares y los candidatos deben ampliar sus opciones en vez de limitar sus objetivos profesionales, dice Gillies.

Al mismo tiempo, quienes buscan empleo a veces no pueden expresar lo que piensan. Trata de descartar expresiones como “busco un trabajo divertido y desafiante”, pues eso suena inmaduro y poco profesional, pese a que esas podrían ser características que la mayoría de la gente anhela.

Gillies ha visto muchos resumés y la mayor parte de ellos vienen con un objetivo profesional.