Quantcast
1:59 a.m., 4/23/2014 | 70°

El financiamiento estatal de la educación, 
caballo de batalla de las escuelas públicas

Uno de los abogados en la demanda de los distritos contra Texas cree que hay que reestructurar el sistema

Olivia P. Tallet | 2/16/2013, 6 a.m.
El financiamiento estatal de la educación, 
caballo de batalla de las escuelas públicas
El juez de distrito estatal John Dietz escucha los argumentos de cierre del abogado David Hinojosa, uno de los que representó a los distritos escolares que demandaron al estado de Texas. | AP / Eric Gay

HOUSTON - La forma en que Texas financia a sus escuelas es inconstitucional, inadecuado e inequitativo.

Así lo determinó este mes el juez estatal John Dietz cuando otorgó una victoria a dos tercios de los distritos escolares, que presentaron una demanda contra el gobierno estatal por falta de fondos para las escuelas públicas.

La victoria de los distritos, sin embargo, no conlleva de momento una solución pues el caso será llevado a la Corte Suprema estatal y, mientras, los estudiantes de las escuelas públicas siguen sufriendo las consecuencias de una aguda falta de fondos, particularmente desde que la Legislatura recortó 5,400 millones de dólares del presupuesto para la educación en 2011.

“Los padres y madres de los niños texanos tienen que gritar y hacerse escuchar en este momento para solucionar el problema del déficit de financiamiento a la educación que existe en Texas, porque el dinero está ahí pero los líderes no quieren hacer nada”, dice la senadora estatal demócrata por le Distrito 26 Leticia Van de Putte, que también es miembro del Comité de Educación del Senado.

El caso “no está terminado, pero sí es un buen comienzo”, dice David Hinojosa, uno de los abogados que representó a los distritos en el juicio y el principal jurista para la región Suroeste del Fondo para la Defensa Legal y Educacional México-Estadounidense (MALDEF, pos sus siglas en inglés).

Sin embargo, “el problema continúa estando ahí y tiene que ser resuelto ya sea por la Corte o por la Legislatura”, añade Hinojosa. “Tenemos la esperanza de que la Legislatura haga algo, pero hay algunos legisladores en el liderazgo que no quieren hacer nada hasta escuchar la decisión final de la Corte Suprema”.

Según los cálculos del abogado, la Corte Suprema podría tardar entre 15 y 18 meses para llegar a un veredicto.

Mientras la Legislatura designó menos dinero al presupuesto para educación en la pasada sesión para los cursos escolares 2011-2012 y 2012-2013, el estado disponía de un fondo para emergencias llamado Fondo para Días de Lluvia, o Rainy Day Fund.

Este fondo existe para asegurar que hay dinero en períodos en que los ingresos disminuyen o para compensar déficits de programas cuando es necesario, y goza de buena salud financiera, según la contralora estatal, Susan Combs.

Combs anunció a principios de este año que el estado tiene 101,400 millones de dólares para asignar en el presupuesto de los próximos dos años, que la Legislatura discute ahora.

Además, hay 11,800 millones de dólares extra a su disposición en el fondo de emergencia. Su proyección es que el fondo crecerá en los próximos años.

“Los líderes de la Legislatura dicen que no podemos hacer nada hasta que no sepamos la decisión final de la Corte Suprema, pero no hay que esperar por una decisión mientras los niños de las escuelas continúan sufriendo las consecuencias de este déficit”, argumenta Van de Putte.

“Los papás y las mamás tienen todo el poder ahorita porque nosotros tenemos que regresar para las elecciones (legislativas, en 2014) y tienen que gritar ahora y exigir a la Legislatura que asigne los fondos necesarios a la educación diciéndoselo a sus congresistas y senadores”, reclama la senadora.