Quantcast
6:38 a.m., 9/18/2014 | 76°

NY: Bloomberg habla a favor de dreamers


CLAUDIA TORRENS / AP | 2/14/2013, 5:10 p.m.
NY: Bloomberg habla a favor de dreamers
El alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, durante su discurso sobre el estado de la ciudad el 14 de febrero del 2013 en Nueva York. Bloomberg dijo que su principal prioridad en el congreso estatal será aprobar una medida para que jóvenes inmigrantes sin papeles puedan acceder a fondos del estado e ingresar a la universidad. (Foto AP/Frank Franklin II) |

NUEVA YORK - El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo el jueves que su principal prioridad en el congreso estatal será aprobar una medida para que jóvenes inmigrantes sin papeles puedan acceder a fondos del estado e ingresar a la universidad.

Bloomberg dijo durante su discurso anual sobre el estado de la ciudad que la iniciativa hará que la universidad pública sea un lugar más asequible para miles de inmigrantes que merecen la oportunidad de ir y contribuir así al futuro de la ciudad y la nación.

"El estado está diciendo ahora a sus estudiantes: `no los deportamos, pero no los dejamos tener éxito aquí, incluso si nuestra economía los quiere y los necesita'. Esa es la política más tonta que he oído y tenemos que cambiarla este año", dijo Bloomberg, ante un fuerte aplauso de la audiencia.

El llamado New York Dream Act es un proyecto de ley que permitiría a jóvenes inmigrantes sin papeles acceder a fondos estatales para ayudar a pagarse la universidad. Si la iniciativa es aprobada por la Asamblea y el Senado de Nueva York, el estado se convertiría en uno de los cuatro del país que ofrecen fondos públicos a jóvenes en situación migratoria irregular para que lleven a cabo estudios universitarios. Los otros tres estados son Texas, Nuevo México y California.

"Sea lo que sea que uno piense del debate sobre inmigración, los niños de inmigrantes que vienen aquí o se quedan aquí ilegalmente no han hecho nada malo. ¡Eran niños que fueron traídos por sus padres!", dijo Bloomberg. "Y aun así, cuando estos niños se gradúan de la escuela superior ahora, aunque logren excelentes calificaciones y aunque sean los mejores de su clase, no pueden acceder a ninguna ayuda estatal para ir a la universidad".

Para el alcalde, "la ciudad de Nueva York siempre ha sido la cara de la inmigración ante el resto del país y ahora debemos ser la cara de la reforma migratoria al aprobar el New York Dream Act en esta sesión legislativa".

El proyecto de ley fue introducido en la Asamblea a mediados de enero. Jóvenes inmigrantes sin papeles - que en su mayoría fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran pequeños - no pueden acceder a becas federales en Estados Unidos, pero en algunos estados como Nueva York, pueden pagar las mismas tarifas en universidades públicas que estudiantes nacidos en el estado. Aun así, los precios resultan caros para familias inmigrantes.

Existen algunas becas privadas a su disposición, pero si la ley es aprobada, los inmigrantes podrán acceder al llamado Programa de Asistencia Educacional (Tuition Assistance Program, TAP) a pesar de no tener permiso para residir en el país.

Muchos activistas aseguran que el New York Dream Act debería ser aprobado después de que el gobierno del presidente Barack Obama aprobara el año pasado una medida que suspende las deportaciones temporalmente y ofrece permisos de trabajo a jóvenes sin papeles que cumplen ciertos requisitos.

El New York Dream Act beneficiaría a entre 4.000 y 5.000 alumnos matriculados en la Universidad de la Ciudad de Nueva York y la Universidad Estatal de Nueva York que no tienen permiso para radicar en el territorio nacional. Según datos emitidos por el Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York, la medida podría beneficiar a unos 65.000 estudiantes de secundaria del estado que están en la misma situación migratoria.

El debate sobre la iniciativa se lleva a cabo en momentos de alta expectativa ante un posible plan de reforma migratoria en Washington que abra un camino a la ciudadanía estadounidense de 11 millones de inmigrantes sin papeles.