Quantcast
11:49 p.m., 10/30/2014 | 62°

La policía de Houston busca un feto de unos cinco meses después de un aborto


DALE LEZON | 2/13/2013, 2:06 p.m.
La policía de Houston busca un feto de unos cinco meses después de un aborto
La policía de Houston busca a un recién nacido que supuestamente fue abandonado en un complejo de apartamentos mientras que la madre se encuentra en un hospital en Houston. | Nick de la Torre

HOUSTON — La policía de Houston buscaba el miércoles un feto de cinco meses después de que una mujer confesó que había tomado algunas pastillas en la mañana del martes para provocarse un aborto.

La policía registró una casa en Tambourine Drive, en Stanfford, ya que la mujer, de 29 años, dijo que dio a luz en esa vivienda durante horas tempranas de la mañana del miércoles y luego depositó el feto en un contenedor de basura, según el sargento James Racus, del Departamento de Policía de Houston.

La policía aún no ha hallado el feto, pero Racus dijo que la mujer fue en busca de tratamiento médico al Hospital Memorial Hermann porque presentaba una hemorragia. En dicho hospital, ella le comunicó a una enfermera que había dado a luz, había envuelto al feto en una manta y luego lo depositó en un complejo de apartamentos en el norte de Houston.

Personal médico del hospital estima que la mujer debe haber tenido entre 20 y 25 semanas de gestación cuando supuestamente dio a luz tras provocarse el aborto, según informó Racus.

Hasta ahora, la policía no ha podido localizar el feto, pero la búsqueda continúa.

La policía cree que la mujer es una inmigrante indocumentada y que esa es la razón por la que mintió sobre el paradero del feto.

Racus indicó que aún no se han presentado cargos y que el Instituto de Ciencias Forenses del Condado de Harris llevará a cabo una autopsia del cuerpo del feto cuando éste aparezca. Dicho proceso tratará de determinar si el bebé estaba vivo cuando nació.

En un inicio, la mujer dijo a la policía que había colocado al bebé en un complejo de apartamentos ubicado en 313 Sunnyside, en el norte de Houston. Sin embargo, admitió posteriormente que eso era mentira.

La policía registró el complejo de apartamentos pero no halló al feto.

Racus explicó a los investigadores que la mujer recurrió a provocarse un aborto porque no tenía dinero para cuidar del bebé.

La mujer estaba muy alterada y ensangrentada, según Racus.

“Diría que estaba muy angustiada”, concluyó Racus.